Así es el mercado de productos artesanales de la Plaza Mayor con el gusto de la Europa central

Puestos en la Plaza Mayor. Germán Prieto

El segundo mercado de productos navideños reúne en la Plaza Mayor de Valladolid a 26 propuestas de la región

Valladolid y la Navidad del centro de Europa tiene algo en común. Puede que la capital castellana más que nieve sufra nieblas, también es posible que el vino caliente no aparezca en la tierra de los caldos de Ribera y Rueda. Pero en lo que sí se asemeja a países como República Checa, Austria o Alemania es en el mercado navideño en su plaza central, en nuestro caso la Mayor, aunque en formato reducido.

 

El mercado de productos navideños arrancó el pasado 1 de diciembre, a la vez que la iluminación de la ciudad y, por tanto, la oficialidad de las fechas festivas. La iniciativa es una colaboración entre la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León y el Ayuntamiento.

 

Esta edición, la segunda, pretende asentarse como uno de los elementos imprescindibles en la Navidad de Valladolid. Para ello, una muestra de veintiseis puestos bajo la seña de lo artesanal que estarán presentes hasta el día de Reyes mostrarán sus productos a todos los que se acerquen hasta el epicentro de la ciudad. 

 

 

A los tradicionales puestos de figuras para el Belén y decoraciones diversas se le suman otros no tan tradicionales. En el mercado podemos encontrar desde figuras en cera natural hechas a mano y pomadas, hasta frutas y verduras ecológicas. Además, cerveza artesanal de Portillo, pan de la provincia, complementos de lana, o frutos secos garrapiñados son otros de los productos que podemos adquirir.

 

Para gran parte de ellos es el primer año en la Plaza Mayor, como el puesto de pomadas artesanales. Nos cuentan que es "un producto natural con varias aplicaciones, desde heridas abiertas hasta quemaduras" compuesto de cera de abeja y un extracto de veinte plantas. "Realizamos todo el proceso en Palencia", además de que añaden que "tiene todo ello prospecto sanitario" y "lo realizamos en exclusiva", concluyen.

 

 

Desde Castrodeza llegan las frutas y verduras ecológicas que podemos encontrar en otro de los puestos. "Son productos de cercanía, producidos por mí y también mi hermano", nos comenta el dueño del negocio. "Además se compran a un productor directo". En cuanto a las ventas, admite que "la gente tira más por los dulces", aunque situarse en la Plaza Mayor "es publicidad, para darse a conocer". Pero no solo vende frutas y verduras, también ofrece legumbres o vino, "todo productos locales, de la provincia".

 

Otro de los negocios que encontramos y que nos llaman más la atención pertenece a Estíbaliz. "Hago todo el proceso yo misma", comenta 'la encantadora de abejas' acerca de las figuras que realiza a base de cera natural. Afirma que le enseñó el oficio un artesano palentino y que "a través de redes sociales y luego en ferias artesanales muestro los trabajos" que moldea en su taller de Cabezón de Pisuerga. Además, aspira a abrir su propia tienda en Valladolid, ya que "no hay nadie que haga figruas a mano a partir de cera de abejas". Las ventas, concluye, "van muy bien".

 

 

Para llegar a tener un lugar en el mercado navideño, la Federación de artesanos tiene que, primero, seleccionarte tras una valoración de la propuesta. La elección no solo supone una gran localización para tu proyecto, sino también "un respaldo" por parte de la propia federación. "Todo el mundo quiere al final acudir a la Plaza Mayor", nos comentan, aunque para ello haya que pasar un proceso de corte. "Algunos repiten pero otros no, se dan paso a nuevos puestos", añaden. El precio, 875 euros para todo el mes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: