Arturo Dueñas, el cineasta vallisoletano que está nominado a los premios Goya
Cyl dots mini

Arturo Dueñas, el cineasta vallisoletano que está nominado a los premios Goya

El cineasta vallisoletano competirá por la estatuilla al mejor cortometraje documental el próximo 12 de febrero en Valencia, por ‘Dajla: cine y olvido’

Con “una sensación rarísima” recorriendole el cuerpo, una enorme sonrisa y “mucha felicidad”, el cineasta vallisoletano Arturo Dueñas Herrero recibió en la mañana de este lunes  la noticia de que el próximo 12 de febrero competirá en Valencia por el Goya al mejor cortometraje documental por su película ‘Dajla: cine y olvido’. “La nominación ya es un triunfazo, para mí personalmente, pero también para el equipo, que somos todos de Valladolid y de Palencia, para el equipo saharaui, y para las propias reivindicaciones del pueblo saharahui. Desde hace muchos años soy padre de acogida de un niño y para mí es algo muy personal”, confiesa al borde de las lágrimas de emoción en declaraciones a Ical.

 

“La vida discurre en Dajla, uno de los campamentos de refugiados saharauis en Argelia, olvidados desde hace 45 años. La celebración de un festival de cine, el Fisahara, rompe la monotonía. El evento acaba, la vida (y el olvido) siguen”, la sinopsis del film condensa el espíritu de un trabajo de quince minutos de duración que es fruto de tres viajes a los campamentos de refugiados en el Sáhara, de los cuales volvieron con horas y horas de grabaciones. “Pretendíamos ser como una mosca en la pared, imperceptibles, pero para lograr que la gente no esté pendiente de la cámara y capturar su intimidad necesitas muchas horas y una complicidad especial con las personas y con las familias a las que estás grabando”, señala. 

 

El corto se estrenó mundialmente el 6 de octubre de 2020 en el Festival de Cine de Madrid, organizado por la Plataforma de Nuevos Realizadores, donde se alzó con el premio a la mejor película de la PNR, con un jurado presidido por Nata Moreno, ganadora del Goya al mejor documental el pasado año por 'Ara Malikian, una vida entre las cuerdas'. El fallo del jurado destacó entonces que se trabaja de un trabajo “muy poético”, que no utiliza entrevistas ni material de archivo, sino que busca “dejar la cámara rodando y transmitir todo con la fotografía y con el sonido”, ya que además apenas tiene diálogos.

 

La película, que aborda el conflicto que atenaza el presente y el futuro del pueblo saharaui, refleja también “cómo el cine es capaz de ayudar a resolver los problemas”, sobre todo “dando voz y difusión” a cuanto sucede. “El pueblo saharaui aguarda todo el año su festival porque en él pueden mostrar sus reivindicaciones. Es algo importante para ellos, porque están ahí olvidados y de repente hay una semana en la cual llegan todos los medios de comunicación. Luego igual se vuelve a olvidar si situación, pero al menos todas las noticias que se generan durante esa semana hacen que el problema no se olvide, porque sigue latente. Estoy convencido de que el arte puede cambiar las cosas y moldea a las personas. Yo no sería la persona que soy si no hubiera sido ya no solo por mi experiencia vital, sino por los libros que he leído y por las películas que he visto”, resume.

 

Dueñas confía en que la evolución de la pandemia permita que finalmente la XXXVI edición delos Goya pueda celebrarse de forma presencial, tras lo sucedido el pasado año, si bien aún no canta victoria ya que “todo puede cambiar de pronto”. Se muestra especialmente contento por el “gran nivel” de los diez cortometrajes que habían llegado a la ronda final antes de las nominaciones, y asegura que “es una satisfacción muy grande”.

 

En lo personal, piensa que esta nominación puede suponer “un antes y un después” para él. “Hasta ahora estás luchando haciendo películas, pero pese a la buena acogida que siempre han tenido en festivales luego resulta muy complejo distribuirlas y entrar en ese circuito. Ahora con una nominación supongo que dejas de ser un desconocido que hace cine en provincias, e imagino que ayudará”, confía. Por de pronto, sí le gustaría organizar un pase especial para que pueda volver a verse en Valladolid su cortometraje nominado, y confía en que pueda ayudar también a ampliar el recorrido de su largometraje documental ‘Tierras construidas’ sobre el recientemente fallecido Félix Cuadrado Lomas.