Artemio Domínguez: “El futuro de la lucha contra el cáncer pasa por la prevención e investigación”

Dice el nuevo presidente de la AECC Valladolid que "el enfermo seguirá siendo el centro" de la gestión de la asociación.

Artemio Domínguez es desde hace algún tiempo el nuevo presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer, que en Valladolid cuenta con 10.000 voluntarios y una gran reputación. El nuevo responsable de esta agrupación, que cuenta con una intachable trayectoria, tiene claro cuál es su objetivo: “continuar con la labor que ha hecho la Asociación hasta ahora, donde el enfermo es el centro de nuestra gestión”.

 

Domínguez, que fue alcalde de Medina de Rioseco y diputado provincial, dedica ahora su jubilación a esta loable tarea.  Cree que el futuro en la lucha contra el cáncer pasa “por la prevención e investigación” y apuesta por una vida saludable con hábitos que se tomen desde la infancia. “Tenemos que estar en la escuela”, dice el presidente, quien también anima a todos las personas a que no abandonen las citaciones para un tema “tan relevante” como son los cribados.

 

Ha elegido el Canal de Castilla de su localidad Medina de Rioseco como un buen lugar para realizar esta entrevista. “El Canal es ejemplo de naturaleza y lugar para practicar una vida saludable, donde hacer deporte o simplemente pasear”. Asimismo, cree que la investigación es uno de los pilares básicos y destaca que en Valladolid este año se han destinado 600.000 euros a este capítulo. “Es el dinero de todos ustedes, el que se recolecta en las campañas, en la marcha o en cualquier acto”, advierte el presidente.

 

Su asociación, que acaba de estrenar nueva sede en Claudio Moyano, trabaja ya en una alternativa a la multitudinaria marcha de la AECC y que ha reunido más de 50.000 personas en otras ediciones.

 

“Este año no se celebrará presencialmente, pero ya estamos estudiando otras posibilidad para que Valladolid vuelva a ser ejemplo”, dice Artemio Domínguez, quien finaliza haciendo un llamamiento a la juventud, para que apoye y se integre en esta lucha encarnizada contra una enfermedad llamada cáncer, y ante la que el nuevo presidente es “optimista”.