Arranca este lunes la remodelación y ensanche de la acera de Arco de Ladrillo que eliminará 30 plazas de aparcamiento

Estado actual de la margen de los pares del paseo del Arco de Ladrillo, en Valladolid. E.P.

La obra cuenta con un presupuesto de 120.000 euros y el plazo de ejecución es de algo más de dos meses, por lo que en el mes de abril la acera podría lucir ya su nueva estructura.

La empresa Zarzuela comenzará a partir de este lunes, 20 de enero, las obras del proyecto de remodelación de la acera de los pares del paseo del Arco de Ladrillo, en Valladolid, entre la boca del paso subterráneo y la calle Guadalajara.

 

Según ha explicado a Europa Press el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, el proyecto fue seleccionado en el proceso de Presupuestos Participativos de 2018 y se incluyó en las cuentas de 2019.

 

Los trabajos, que se ejecutarán dentro del contrato de conservación, reparación y reforma de infraestructuras viarias, arrancarán este lunes, 20 de enero, y de hecho ya se ha informado a los vecinos y usuarios de vados de la acera de los pares de Arco de Ladrillo de que la calle va estar afectada por estos trabajos y de que las salidas y entradas a los garajes se van a ver restringidas.

 

Será una "intervención sencilla pero muy necesaria" que consistirá principalmente en la ampliación de la acera actual y del espacio entre la boca del paso subterráneo peatonal y la calzada con el fin de dar más seguridad sobre todo en el momento de salida del túnel. Además, se van a mejorar las condiciones de accesibilidad.

 

Para ello, se va a eliminar toda la línea de aparcamientos de esa margen, aproximadamente unas 30 plazas, aunque se mantendrá la posibilidad de estacionar en el espacio situado bajo la pasarela de Arco de Ladrillo, donde no se actuará ya que esta estructura se modificará en los próximos años dentro del proyecto de integración ferroviaria.

 

La obra cuenta con un presupuesto de 120.000 euros y el plazo de ejecución es de algo más de dos meses, por lo que en el mes de abril la acera podría lucir ya su nueva estructura.

 

Será la segunda actuación en los últimos meses en una zona en la que "hacía falta" debido a que la acera es muy estrecha y las condiciones de seguridad y accesibilidad no son las adecuadas, al menos hasta la calle Guadalajara, ya que a partir de ahí debido a trabajos de urbanización correspondientes al desarrollo del entorno de la Ciudad de la Comunicación el espacio peatonal es ya mucho más amplio.

 

Así, el pasado otoño se ejecutó una obra de adecentamiento del paso subterráneo para peatones, en el que se mejoraron los pasamanos y la iluminación y se repintó con tonos rosas, si bien en pocas semanas ya luce pintadas de gran tamaño. Ahora se actuará en la acera de la margen par y se prevé que en unos años se produzca la gran obra de los pasos ingeriores para tráfico rodado y peatones.