Arenales Serrano: ''Pongo mi puesto a disposición si eso sirve para que el centroderecha se junte''

La número tres del PP al Senado por Valladolid asegura que no le preocupa su futuro, y que lo único que le importa es que Pedro Sánchez abandone La Moncloa el próximo domingo.

Arenales Serrano posa en la Plaza Mayor. EM.

María Arenales Serrano (Morales de Campo, Valladolid, 1963) es una de las caras más conocidas del PP de Valladolid, y una política con una larga trayectoria. Entre otras cosas, ha sido concejal del Ayuntamiento de la capital, diputada en el Congreso, y senadora, puesto al que vuelve a optar. A pocos días de los comicios del 28 de mayo se ha sentado con TRIBUNA para valorar sus expectativas personales para la cita, comentar aspectos internos de su partido, charlar sobre del mundo rural, y hablar de España, a la que dice ''llevar en el corazón''.

 

PREGUNTA – Según las encuestas lo tiene complicado, ¿va a volver a ser senadora?

RESPUESTA - Lo importante no es si salgo yo de senadora por mí misma, si yo salgo implicará casi seguro que Sánchez se marche, que es el gran cáncer y la gran lacra de España. El ‘sanchismo’ en este momento implica separatismo, comunismo, y estar con los amigos de los que han matado, y esa es mi pelea ahora mismo.


P - ¿Qué le puede ofrecer usted a su grupo y a los españoles?

R- Creer en España, creer en los españoles. Siempre he trabajado por hacer políticas que generen empleo, esa es la piedra angular de la política, pero no nos olvidemos de que el primer reto que tenemos los españoles ahora es la unidad de España. Hemos estado más de 500 años juntos, y unidos somos más fuertes. Voy a seguir trabajando porque estemos juntos y hacer políticas que creen puestos de trabajo.

 

P- Ya que saca ese tema, hoy han salido los datos de la EPA. Más de 2.500 personas han perdido su empleo en la provincia de Valladolid en el último trimestre.

R - ¡2.518! Estoy rabiosa y alarmada porque en este país siempre que gobierna la izquierda se ha destruido empleo, y siempre que ha gobernado la derecha se ha enderezado la situación. Lógicamente, una vez que conseguimos puestos de trabajo hay que luchar porque la calidad de esos puestos sea buena, pero lo fundamental es tener esos puestos de trabajo. Las políticas del PSOE siempre acaban en lo mismo: más gasto y más derroche, y más paro.

 

P - En Castilla y León lleva muchos años gobernando el PP y la situación también es compleja.

R- El tema del empleo es un tema conjunto, que nos afecta a toda España, y las políticas nacionales tienen mucho que ver. Aquí tenemos que hacer una comparativa entre comunidades, y si lo hacemos, desafortunadamente, veremos que el campeón del paro es el lugar donde gobierna el PSOE, como Andalucía. En Castilla y León tenemos otros desafíos como la despoblación y el envejecimiento de la población.


P - En ese sentido, se habla mucho de la España vaciada, usted procede de ella, ¿qué objetivos se marcan?

R - En nuestro partido apostamos por la conectividad. Tengo un elevado concepto de la justicia, y los derechos los tenemos todos los españoles allá donde vivamos, sea Valladolid o Gerona, valga para el tema del separatismo. Pero no podemos consentir la brecha entre el medio urbano y el medio rural. Teníamos implantado el Plan 300x100 y ha sido la ministra Calviño la que lo ha reducido a 30 mb. Eso, y la PAC, que no sirve solo para salvaguardar la renta de los agricultores, sino para tener alimentos sanos, seguros y precios asequibles para todos los ciudadanos. Si no ayudásemos a los agricultores no podríamos pagar el precio de los alimentos.

 

P - ¿Cómo pueden generar atractivo para evitar la despoblación y para que los jóvenes se queden en el mundo rural?

R - Este no es un tema para cuatro años. Se necesita un gran acuerdo de estado. Vemos que hay grandes problemas de despoblación en el mundo rural, pero también hay otros problemas en las grandes urbes. Por ejemplo, en Londres desaparecen los gorriones, y eso es por la contaminación, aunque existen otros problemas más como el acceso a la vivienda. Si vemos esos problemas de las grandes urbes, y vemos las virtudes del mundo rural tenemos que encontrar una herramienta para combinarlo. La España vaciada es la España de las oportunidades, el teletrabajo es una buena solución. El mundo rural da la oportunidad de vivir sin contaminación, de tener un acceso a la vivienda más sencillo… Igual deberíamos valorar más como sociedad lo que significa respirar aire puro o comer sano.



Arenales Serrano, durante la entrevista.


P- Hablemos de actualidad, ¿qué le está pasando a su partido?

R- Yo pienso que en un partido tiene que haber valores, soy una gran defensora de las ideologías. Utilizo esta TRIBUNA para hacer un llamamiento a que nos juntemos todo el centroderecha. Lo que tenemos enfrente es muy serio y es una gran amenaza para los españoles. Yo tuve diferencias con mi marido, tengo diferencias con mi madre… De las diferencias nace el progreso, porque nos enriquecemos, pero lo que está meridianamente claro es que el centroderecha se diferencia mucho del ‘sanchismo’, que solo parece ocuparse de su sillón. Está habiendo una desaceleración de la economía, y para luchar contra todo eso tenemos que estar unidos.

 

P- ¿Nunca le han tentado para irse a otra formación?

R- (Risas) Sí, es normal. Es lógico que tenga diferencias con gente de mi partido, y también es normal que suscriba muchas de las cosas que dicen Vox o Ciudadanos.

 

P- ¿Y ha tenido dudas?

R- Dudas no. Yo sigo pensando que da igual que alguien venga o no a mi sitio. El gran enemigo es la izquierda, y yo lo que pienso es que todo el centroderecha se tiene que unir. Eso es lo único que me preocupa. Yo voy la número 3 al Senado por Valladolid y pongo mi puesto a disposición para que el centroderecha se junte. Lo que nos jugamos es España, eso es lo importante, no mi puesto. Igual es que soy muy patriota.


P- ¿Cómo valora a Carnero? ¿Repetirá como presidente Diputación?

R- Yo lo que quiero es que ganemos el próximo 28, y luego que ganemos el 26 de mayo. Es que tenemos que ir partido a partido. Primero vamos a ganar las elecciones, porque si lo hacemos, ganaría España.


P- ¿Qué opinión tiene de la lista al Ayuntamiento de Valladolid?

R- Estoy focalizada en la campaña, estoy por los barrios, por los mercados… tengo un muestreo muy pequeño, pero nos están recibiendo mejor de lo que dice Tezanos (risas). Para mí lo fundamental es que las ideas del Partido Popular lleguen al Consistorio. Yo quiero que los vallisoletanos tengan el soterramiento, porque las vías son la gran barrera, ¿por qué Murcia puede tener soterramiento y nosotros no? No quiero ratoneras, quiero que Valladolid vuelva a estar limpio, que empieza a no estarlo, y quiero que se respete la Semana Santa. Lo que sucedió el domingo de Ramos es inaceptable, desde aquí pido al PSOE que cese ya a Herrán. Somos el 80% de católicos en Valladolid, y esos días suponen un impacto de 3 millones de euros para la ciudad. Me dolió muchísimo.


P - Y si no sale como senadora, ¿cuál es su futuro en política?

R- No me he planteado nada. Aquí corren muchos bulos, que son las estupendas condiciones que tenemos todos los políticos. Lo de generalizar es un problema, yo, por ejemplo, tengo una indemnización pero no tengo derecho a paro, y me veo con 56 años, pero trabajaré donde tenga que trabajar. Me apasiona la política, y valoro la experiencia en este campo, aunque me gusta la renovación, tiene que haber un equilibrio, lo relevante es el talento. He fregado escaleras, he vendido cosas a domicilio… perdí a mi padre con 11 años y soy la mayor de 9 hermanos, por lo que la vida me ha hecho adaptarme a muchas situaciones. Me gusta la política, pero, insisto, trabajaré en lo que tenga que trabajar.


P- Por último, ¿se atreve a vaticinar un resultado para el domingo, en Valladolid y a nivel general?

R- Me atrevo a decir que deseo con todo mi corazón que el domingo gane España, y para que gane España tiene que gobernar el centroderecha. Estoy trabajando para que eso pase, y tengo la sensación, por lo que percibo, de que será así.