Aquavall destina 1,7 millones para el primer grupo de inversiones en el mantenimiento de la red

Se trata de mejoras en las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y depuración con un esfuerzo inversor que se plantea mantener durante 15 años.

El Consejo de Administración de la Entidad Pública Empresarial Local Agua de Valladolid, Aquavall, presidido por la concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, ha aprobado en su reunión de este 18 de diciembre inversiones en infraestructuras por valor de más de 1,7 millones de euros, que forman parte del primer grupo de obras dirigidas a mejorar el estado de la red hídrica.

 

La concejal ha destacado que con estas obras de mejora en las infraestructuras de las redes de abastecimiento, saneamiento y depuración, la entidad pública arranca un esfuerzo inversor que se sostendrá durante los próximos 15 años dirigido a actualizar unas instalaciones "obsoletas" y que arrastraban "un déficit de más de 96 millones de euros generado en las anteriores legislaturas".

 

Entre otros asuntos, se ha dado el visto a la obra de refuerzo del colector de Avenida de Gijón en su parte baja), por importe de 447.832,04 euros; la rehabilitación de varios colectores en la zona Centro y el estación de tratamiento (ETAP), por importe de 591,756,87 euros; la mejora del sistema de aislamiento de bombas y limpieza de rejas de desbaste pozo principal de la depuradora (EDAR), por importe de 396,034,25 euros; y el suministro de contadores, por importe de 328,160,10 euros.

 

Asimismo, el órgano de la EPEL ha aprobado el inventario de bienes de la misma, que incluye las redes, equipos, sistemas e instalaciones complementarias, almacén y vehículos, mobiliario y equipos informáticos de la entidad por valor de 223.034.777,51 euros.

 

Igualmente, se ha dado cuenta del Plan de Emergencias ante Situaciones de Sequía para el Abastecimiento Urbano de Valladolid, que fue presentado la pasada semana a la Confederación Hidrográfica del Duero y que contempla cuatro niveles de situación -normal y trabajo en prevención, prealerta por sequía severa, alerta por sequía grave, y situación de emergencia por sequía muy grave.

 

El Plan contempla los principales riegos hídricos urbanos y prioriza distintos usos del suministro de agua en caso de necesidad de racionamiento. Así, se garantizará en todo caso el consumo de agua en centros sanitarios y se procurará el suministro a industrias de importancia económica estratégica, actividades de gran repercusión social, como extinción de incendios y prevención de incendios en parques y jardines, y actividades propias de servicios municipales como la limpieza de alcantarillado y lavado de instalaciones.

 

Las distintas medidas contempladas en los diferentes niveles se desarrollarán en coordinación con la Confederación Hidrográfica del Duero, la Consejería de Medio Ambiente, la Consejería de Sanidad, el Ayuntamiento, el Servicio Municipal de Parques y Jardines y el Parque de Bomberos.