Aquavall da otro paso de calidad

La Entidad Pública Empresarial Agua de Valladolid ha logrado varios certificados en su objetivo por la mejora de su servicio.

La calidad entendida como una mejora continua del servicio al ciudadano es lo que ha hecho posible que Aquavall cuente con certificaciones de calidad que avalan sus altos estándares de exigencia.

 

Certificación ISO 22000:2005. Esta certificación supone aplicar la metodología de los Planes de Seguridad del Agua para identificar, evaluar y gestionar los posibles riesgos que puedan afectar a la Calidad de Agua. La certificación ISO 22000 certificación constituye la manera más eficaz de asegurar un agua potable con garantía sanitaria y con confianza para los consumidores de Valladolid, dado que nos adelantamos al cumplimiento de lo que exigirá la futura Directiva Europea del Agua de Consumo, que contempla la implantación de Planes Sanitarios del agua en todos los Abastecimientos.

 

Certificación ISO 9001:2015. Representa el compromiso con la con la calidad del servicio prestado, la satisfacción del cliente y partes interesadas. Esta certificación asegura que la gestión y prestación del servicio de la entidad se realiza de tal forma que está garantizada la mejora continua en sus procesos y actividades, asegurando que estos se desarrollan consiguiendo la satisfacción de nuestros clientes, atendiendo a las partes interesadas y cumpliendo todos los requisitos legales.

 

Certificación ISO 14001:2015. Representa la verificación independiente y periódica por parte de un organismo externo de que nuestra entidad cumple estrictamente los requisitos legales y ambientales aplicables en la prestación del servicio, así como nuestro compromiso explícito con la sociedad y partes interesadas, trabajando en la gestión diaria del ciclo urbano, para hacerlo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

 

ACREDITACIÓN 17025: Aquavall cuenta desde de 1 de junio de 2018 con la acreditación ISO 17025 para los ensayos realizados en su laboratorio.

 

Esta acreditación reconoce la adecuada competencia técnica; tanto de medios humanos como equipamiento, y que nuestro laboratorio desarrolla su labor aplicando métodos de trabajo apropiados, gestionando su actividad con criterios de calidad.

 

La acreditación ENAC representa una valiosa garantía sobre la fiabilidad de los servicios realizados, siendo por tanto un sólido respaldo para la confianza de la población a la que abastecemos.