Aprobada la reinstalación del guardarraíl de madera en el tramo de la CL-602 en Castronuño
Cyl dots mini

Aprobada la reinstalación del guardarraíl de madera en el tramo de la CL-602 en Castronuño

Ayuntamiento de Castronuño.

Ante la disconformidad con la reforma realizada en la Senda de los Almendros, el propio Ayuntamiento de Castronuño ha aprobado por unanimidad unas proposiciones relativas a la mejora del entorno.

Tal como ha comunicado el Ayuntamiento de Castronuño, el pasado 1 de junio, los vecinos del municipio vallisoletano observaron atónitos como operarios de una empresa contratada por la Consejería de Fomento iniciaron los trabajos de desmantelamiento del guardarraíl de madera de la CL-602, en el tramo que transcurre paralelo a la Senda de los Almendros y de los Pescadores, desde las inmediaciones del observatorio de aves hasta la Presa de San José, en plena Reserva Natural “Riberas de Castronuño - Vega de Duero”.


El guardarraíl de madera que fue retirado fue una apuesta acertada de la Consejería de Medio Ambiente para integrar este tramo de la carretera en el entorno, puesto que cumplía a la perfección, además de con el cometido propio de un guardarraíl, con el de separar y proteger de forma vistosa una de las rutas turísticas en la naturaleza más importante de la provincia, como es La Senda de los Almendros, transitada por una media de 250 personas diarias, con picos de hasta 1.500 senderistas, según los datos aportados por el aforador instalado en la ruta en el mes de abril por la propia Junta de Castilla y León.

 


La Senda de los Almendros y de los Pescadores es uno de los mayores reclamos turísticos del municipio, un lugar que supone un recurso socioeconómico importantísimo para Castronuño y que, en aras de un desarrollo sostenible local, debe ser mimado y tratado con la sensibilidad y altura de miras que merece.

 


La dotación retirada era un doble guardarraíl metálico forrado de madera por ambas caras que, aunque no presentaba un estado de conservación optimo debido a la falta de mantenimiento, su deterioro todavía no era irreversible ni mucho menos. Lamentablemente, en una acción que saca a la luz la descoordinación entre la parte de Fomento y la de Medio Ambiente de la misma consejería, se ha procedido a la sustitución del guardarraíl de madera por otro metálico no doble y que, pese a estar pintado en color marrón tratando de imitar la madera, rompe de lleno con la estética con la que debe dotarse al espacio natural, creando un impacto visual negativo que la pintura imitación madera no logra solucionar, y lo que es peor, hay numerosas piezas entremezcladas que no están pintadas.

 

Además, las piezas soporte son en algunos tramos de diferentes medidas, lo que hace entrever que se han utilizado materiales improvisados, dando una imagen de trabajo muy mal ejecutado. A todas luces, esta es una actuación que lejos de mejorar el estado anterior, lo empeora con creces. Al ejecutar los trabajos, también se han producido daños que han quedado sin reparar en otras instalaciones de la senda, como en una de las tapas de madera de las arquetas instaladas para recoger el agua de lluvia.

 

Para colmo, el nuevo guardarraíl es, por el lado de la carretera, un peligro potencial para los motoristas. Una caída en moto puede derivar en amputaciones de miembros del cuerpo del motorista. Por todos es conocido que este tipo de guardarraíles es denominado por los motoristas como “guardarraíles asesinos”. Así mismo, por el lado de la senda, el guardarraíl es un peligro para los caminantes, ya que la mayoría de sus remates son cortantes, lo que probablemente se traducirá en cortes y heridas en las manos de niños y otros transeúntes.

 


También, se ha denunciado que durante la ejecución de las obras, numerosos plásticos de embalaje y un separador de tráfico acabaron el río Duero o en sus inmediaciones en lugares inaccesibles. Que cientos de tornillos, tuercas, arandelas y piezas metálicas con reflectantes han quedado abandonados en la senda natural y que en las laderas que separan la senda del río se han vertido numerosos trozos de la madera retirada. Unos hechos totalmente intolerables en plena Reserva Natural que demuestran la falta de respeto hacia el espacio natural a la hora de ejecutar los trabajos.

 


Desde el Ayuntamiento de Castronuño, afirman que han dado la bienvenida a todas las actuaciones e inversiones que lleguen a nuestro pueblo para cubrir necesidades o mejorar las infraestructuras, como por ejemplo las recientemente realizadas por la Consejería de Medio Ambiente en el EDS de Castronuño y sus accesos, u otras acciones de mejora y mantenimiento realizadas en los puentes de madera de la Senda de los Almendros, pero en el caso del guardarraíl han lamentado profundamente esta innecesaria y desafortunada actuación que atenta contra el buen gusto y la seguridad de las personas.

 

 

El propio Ayuntamiento de Castronuño ha aprobado por unanimidad las siguientes proposiciones relativas al guardarraíl en el pleno celebrado la tarde del jueves en el Ayuntamiento: 

 

1. Que se desmonte el guardarraíl metálico pintado en el tramo de la CL-602 que transcurre desde la zona del observatorio de aves de la Senda de los Almendros hasta la Presa de Castronuño y se vuelva a instalar en su lugar un guardarraíl doble de madera como el que ya existía en dicho lugar y nunca debió de ser sustituido.


2. Que las futuras actuaciones que se realicen en la Reserva Natural Riberas de Castronuño – Vega de Duero, se realicen con la suficiente sensibilidad como para que se integren de forma positiva en el entorno y no generen contaminación visual.


3. Que las acciones a realizar por la Junta de Castilla y León en el término municipal de Castronuño y muy especialmente en la parte afectada por la Reserva Natural, sean comunicadas al Ayuntamiento de Castronuño con la suficiente antelación como para que puedan ser consensuadas por ambas partes. Nadie como quienes habitan en el municipio y su término municipal conocen mejor las características y necesidades del mismo.


4.  Que se haga una limpieza exhaustiva de los residuos contaminantes vertidos durante las obras en la senda y en las laderas junto al río.


5. Que en adelante, la Junta de Castilla y León vigile que las empresas que contrata para ejecutar las obras que se realicen en el espacio natural no contaminen el medio ambiente con residuos plásticos, metálicos y otros, procedentes de los trabajos realizados.


6. Que se ejecute la necesaria actuación en la Senda de los Almendros y de los Pescadores para posibilitar la accesibilidad universal en el tramo que discurre en paralelo al guardarraíl a sustituir y se construya la pasarela adosada al denominado “Puente Gato” para evitar el peligro latente para transeúntes y conductores que supone que los miles de senderistas que recorren la senda cada semana se vean obligados a caminar por la calzada de la CL-602.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: