Aplazan de nuevo el juicio en Valladolid contra el conductor sin carné que causó la muerte a la copiloto

Alba S.M.A. E. P.

De los tres guardias civiles propuestos como testigos, uno está de baja y otro no ha sido localizado.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid, ante las dificultades planteadas con las testificales de tres agentes de la Guardia Civil, ha acordado suspender de nuevo el juicio previsto para el próximo día 11 de julio contra David C.R. por conducir sin carné un vehículo y sufrir en septiembre de 2014 un accidente en Tordesillas en el que murió la copiloto.

 

La suspensión 'sine die', la segunda tras la registrada el 10 de noviembre de 2016, obedece a que uno de los agentes se encuentra de baja y la defensa del acusado no renuncia a su declaración. Otro de los guardia civiles ha solicitado declarar por videoconferencia en el lugar más próximo a su lugar de descanso y el otro no ha podido ser localizado, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Con carácter provisional, el fiscal pide para David C.R. una condena de dos años y cinco meses por sendos delitos de homicidio imprudente y conducir sin carné, mientras que los padres de la joven palentina de 22 años Alba S.M.A. elevan solicitan tres años, diez meses y un día al incluir a los anteriores delitos los de conducción temeraria y omisión del deber de socorro.

 

Los hechos se remontan a las 20:30 horas del día 15 de septiembre de 2014, fecha en la que los dos jóvenes viajaban en un vehículo, propiedad de una tía de él, hacia la localidad de Vega de Valdetronco (Valladolid) con el propósito de visitar a sus abuelos, según declaró el acusado tras el siniestro.

 

El investigado sostiene que conducía ella, ya que él carecía de permiso de conducir, y que en un momento del trayecto la joven se sintió indispuesta y se vio obligada a parar en el arcén, en un lugar que ofrecía poca seguridad, de ahí que, como así insiste, optara por ponerse al volante para llevar el vehículo hasta una zona que ofreciera mayores garantías para ambos, si bien el vehículo se salió finalmente de la vía y volcó a la altura del kilómetro 151 de la A-62, en Tordesillas.

 

Aunque David C.R. salió ileso, la joven que ocupaba el asiento del copiloto y a la que había conocido días antes en una discoteca de Valladolid murió en el acto. Ella, vecina de Palencia, acababa de alquilar un piso en la capital donde se disponía a realizar prácticas en un departamento de la Universidad de Valladolid, becada por el Santander, tras concluir la carrera de Grado en Ingeniería de Organización Industrial.

Noticias relacionadas