Aparece muerto en su domicilio el hostelero vallisoletano Javier Sinovas

Javier Sinovas, en la imagen a la derecha con camisa blanca, durante el homenaje a Luis Laforga. FOTO: BORIS GARCÍA.

Su pareja se lo encontró alrededor de las tres de la tarde. Tras su larga estancia al frente de La Taberna del Hidalgo, en la actualidad regentaba La Buena Moza, junto a la catedral.

Luto en la hostelería vallisoletana. Uno de sus miembros más activos, Javier Sinovas, falleció este viernes en su domicilio. Su pareja se lo encontró muerto en la bañera, alrededor de las tres de la tarde cuando regresaba del trabajo.

 

Javier Sinovas tenía dos hijos y era una persona especialmente activa dentro del sector de la hostelería, además de presidir el Moto Club Valladolid. Heredó de su padre la dirección de La Taberna del Hidalgo, en la calle Paraíso, que cerró hace pocos años para proseguir su andadura profesional en La Buena Moza, en la calle Cascajares junto a la Catedral.

 

Precisamente, en esa calle, Javier Sinovas, conocido como El PIlas, junto a otros hosteleros y amigos, impulsaron el último día de las fiestas de Valladolid un homenaje al fotógrafo vallisoletano Luis Laforga, fallecido también recientemente. También había comenzado un nuevo proyecto personal e incluso se había mudado de vivienda.

 

Familiares y amigos esperan conocer este sábado más detalles sobre su inesperado fallecimiento.