Años de pleitos por 150 euros de indemnización: esto es lo que espera a los vallisoletanos atrapados en la AP-6

En las dos anteriores ocasiones en las que conductores pleitearon contra una autovía de pago, las indemnizaciones fueron escasas y se demoraron durante años en los juzgados. Pero sí existe materia para reclamar: los juzgados reconocieron daños morales.

Más de 3.000 personas quedaron atrapados la noche de Reyes en la autovía AP-6 tanto en sus tramos en la provincia de Segovia como en los que discurren por Ávila. La vía, de pago, estuvo cerrada totalmente, tras unos cortes previos para despejarla, entre las 21.07 del sábado y las 14.50 del domingo, según la empresa. Allí quedaron atrapados muchos conductores y viajeros vallisoletanos. El susto ha pasado para todos ellos, que pasaron hasta 15 horas en la carretera como contó una afectada vallisoletana. Y la compensación que van a obtener es muy dudosa.

 

Esta es la principal conclusión analizando los dos anteriores casos similares, los de la AP-1 en Burgos en el año 2004 y la AP-66 León-Asturias en 2008. En ambas ocasiones los juzgados dieron la razón a los conductores afectados, bien de manera colectiva o en demandas individuales. Las concesionarias devolvieron el importe del peaje, de hoteles y daños morales, aunque la valoración fue bastante dispar. Y siempre después de un calvario de juzgados con pleitos que se prolongan durante años.

 

Según relatan numerosos damnificados, la concesionaria de la autovía, la empresa Iberpistas, no cumplió con sus obligaciones porque en ningún momento indicó que había unas condiciones meteorológicas adversas y no hubo aviso alguno al adentrarse en esta vía de alta capacidad. Los afectados no van a tardar mucho en unirse para reclamar por lo ocurrido. Un abogado afectado ya ha anunciado la creación de una plataforma y asociaciones de consumidores ya animan a los conductores atrapados a reclamar porque hay materia para hacerlo. Para las reclamaciones serán útiles fotos que acrediten que nos quedamos atrapados, tickets de la autovía, billetes del autobús si quedamos atrapado en uno, facturas de hoteles o gastos hechos por tener que pasar la noche en el camino...

 

La asociación FACUA recuerda a los usuarios su derecho a reclamar a la concesionaria de la autopista tanto el importe del peaje como los posibles daños y perjuicios causados, si pueden tasarse y acreditarse, aunque es previsible que la empresa intente argumentar "causa de fuerza mayor" y que haya que ir a los tribunales. En este caso, ¿qué pueden conseguir?

 

Las experiencias recientes dicen que, si hay que optar por la vía legal, a los afectados les esperan años de pleitos. En febrero de 2004, una nevada sorprendió a centenares de vehículos en la autopista AP-1 que une Burgos con Armiñón. La empresa concesionaria les cobró el peaje, pero no les advirtió del corte por las inclemencias meteorológicas. El resultado, 250 coches atrapados y hasta 5.000 personas pasando la noche en polideportivos como el de Pancorbo.

 

Los afectados reclamaron y el Supremo les dio la razón, ratificando sentencia en 2010, pero entonces la polémica Ausbanc les dejó 'tirados'La supuesta asociación de consumidores, ahora desaparecida por extorsionar a bancos, les consiguió 150 euros por daños morales (muchos pagaron más por iniciar el pleito) y se negó a seguir adelante: el motivo, según la UDEF, un acuerdo con la concesionaria de la autovía para que invirtiera más de 400.000 euros en inserciones publicitarias en las revistas del entramado de Ausbanc.

 

En diciembre de 2008, un millar de conductores quedaron atrapados en la AP-66 entre León y Asturias por culpa de la nieve: 90 afectados se unieron para reclamar. Un año después, llegaron las primeras indemnizaciones: 900 euros por el peaje, noches de hotel y daños morales.

Noticias relacionadas