Año y medio para el joven detenido en la calle Enrique Cubero con cannabis, anfetaminas y speed
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Año y medio para el joven detenido en la calle Enrique Cubero con cannabis, anfetaminas y speed

El ya condenado, en la vista donde se ha conformado con la pena pactada entre su defensora y la fiscal del caso.

El fallo, ya firme y que aplica al joven la atenuante de drogadicción, ha sido anticipado 'in voce' por el propio presidente de la sala

La Audiencia de Valladolid ha condenado a un año y medio de prisión al joven D.G.L. por delito contra la salud pública cometido en septiembre de 2019, cuando fue detenido en la capital en posesión de distintas cantidades de cannabis, anfetaminas y speed.

 

Apenas ha durado unos pocos minutos la comparecencia del procesado en el banquillo de la Sección Segunda de lo Penal, tiempo suficiente para que ratificara el acuerdo ya cerrado hace días con la acusación pública para que la condena, inicialmente de tres años y 600 euros de multa, quedara rebajada a un año y medio y 400 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El fallo, ya firme y que aplica al joven la atenuante de drogadicción, ha sido anticipado 'in voce' por el propio presidente de la sala, con lo que tan solo queda por dilucidar si el tribunal dejará en suspenso la condena pactada, tal y como ha solicitado la defensora del traficante.

 

La detención del joven, que ya fue condenado por la misma sala por idéntico delito, se produjo sobre las 08.00 horas del día 8 de septiembre de 2019, cuando fue identificado en la calle Enrique Cubero en compañía de otros jóvenes y los agentes le ocuparon dos trozos sólidos de una sustancia que resultó ser resina de cannabis (2,13 gramos), un envoltorio con 0,17 gramos de anfetamina, otro con 0,12 de MDMA (speed), 39 comprimidos de esta misma sustancia con un peso de casi 14 gramos.

 

Todas estas sustancias, con un valor aproximado de 420 euros, las tenía dispuestas el acusado para su venta a terceras personas. También tenía en su poder 340 euros distribuidos en billetes de 50, 20, 10 y 5 euros, otro de los indicios que avalaban su actividad ilícita.