Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Animalistas denuncian irregularidades de la Ordenanza en la perrera municipal de Valladolid

Imagen de uno de los perros de la perrera Municipal de Valladolid.

Los animalistas exigen al Ayuntamiento la efectiva protección de los animales, sin competir por las adopciones ni “contentar” a las personas.

La pasada semana, esta perrita, Reina, fue abandonada presencialmente por su dueño en la perrera municipal de Valladolid.

 

Se trata de una PPP que necesita licencia, y que fue publicada para Adopción por parte del Programa Adopta el mismo día de su abandono.

 

Laura Gómez de la protectora Vayahuellas, denuncia la devolución de Reina por parte del Servicio Veterinario a la misma persona que la abandonó, cuando desde la protectora iban a hacerse cargo de este animal al que habían utilizado para criar.

 

Según denuncia Gómez, el animal fue devuelto al abandonador, - quien fue a recogerla “porque le daba pena por su hijos” - cuando ya había sido realizada la cesión al Ayuntamiento de Valladolid y había sido publicada para adopción. “La perra, propiedad del Ayuntamiento ha sido entregada en adopción sin esterilizar, contraviniendo la Ordenanza municipal de protección animal, que obliga a esterilizar a los perros potencialmente peligrosos a su entrada a la perrera cuando son cedidos por los propietarios”. 

 

De esta manera, continúa, es imposible luchar contra los abandonos y contra las camadas indeseadas que son posteriormente regaladas y/o abandonadas, contribuyendo a un círculo vicioso sin fin,  que satura protectoras y genera sufrimiento.

 

Además los animalistas apuntan que no se ha observado la protección de Reina exigida por la Ley autonómica y por la Ordenanza Municipal a la hora de realizar la adopción, en la que tanto protectoras como el servicio municipal deben valorar la idoneidad del adoptante, idoneidad que no parece probada cuando ha sido adoptada por la misma persona que la había abandonado voluntariamente.

 

Por su parte, desde la Asociación Animalista LIBERA reclaman un protocolo conjunto entre asociaciones y Ayuntamiento de Valladolid para realizar las adopciones responsables, valorando la figura de los voluntarios y observando en todo momento la protección del animal porque, aseguran, el Ayuntamiento no puede entrar en la dinámica de la competición por realizar adopciones y generar “números favorables” al servicio sin atender principalmente al bienestar de los animales que allí residen y que van a ser adoptados.

 

Esta presunta infracción de la Ordenanza por parte del servicio veterinario, ya ha sido denunciada a la Concejalía de Salud y Consumo para que rectifique la adopción de Reina que desde Vayahuellas califican de totalmente irresponsable, e incide en que la perrera municipal no es una residencia canina, y que sería deseable y necesario un listado interno y compartido de “abandonadores de animales”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: