Ángel deja helado al Real Valladolid con un gol en el minuto 92

Ángel celebra su gol ante la presencia de Leo Suárez. LALIGA

El delantero marcó el 1-0 en el tiempo de añadido en un partido en el que el Getafe quiso más.

GETAFE: Chichizola; Damián Suárez, Bruno, Miquel, Foulquier; Cristoforo, Flamini; Iván Alejo (Portillo, min.69), Samu Saiz Robert Ibáñez (Ángel, min.74); Sergi Guardiola (Jorge Molina, min.69).

REAL VALLADOLID: Yoel; Moyano (Antoñito, min.46), Joaquín, Sali, Moi; Borja, Anuar; Leo Suárez, Verde (Cotán, min.79), Ivi (Keko, min.73); Cop.

GOL: 1-0, minuto 90+2: Ángel.

ÁRBITRO: Melero López. Mostró tarjeta amarilla a los locales Foulquier y Samu Sáiz, y a los visitantes Borja, Anuar y Cop.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez (Getafe) ante 6.007 espectadores.

Quien arriesga, gana. Así lo hizo el Getafe frente al Real Valladolid, en la ida de los octavos de la Copa del Rey. Los azulones fueron a más, Bordalás realizó cambios para ir a por el partido y obtuvo su botín en el minuto 92, cuando Ángel, que había entrado hace poco, marcó el 1-0. Un resultado que deja a los blanquivioletas en desventaja para la vuelta.

 

El Pucela volvió al Coliseum Alfonso Pérez varios meses después, donde ya estuvo en la tercera jornada de Liga, a finales de agosto, para empatar a cero. Ahora la empresa era otra, en Copa, la competición de las oportunidades para los menos habituales y para las jóvenes promesas. Es el caso de Sali, el contundente central ghanés que maravilló en Los Anexos desde su llegada, que compartió el eje de la zaga con Joaquín, otro jugador de futuro.

 

Sin riesgos, los minutos pasaron sin nada reseñable y no fue hasta el 19’ cuando se produjo el primer “¡uy!”. Una afortunada pared dio la posibilidad a Verde de plantarse solo ante Chichizola, pero el balón salido de la zurda de Leo Suárez que golpeó en Miquel se marchó demasiado largo y el portero lo despejó desde el suelo.

 

Al Pucela no le duró demasiado el balón y el Getafe empezó a hacer daño. Samu Sáiz lo intentó en una jugada individual que no finalizó bien, pero él, Robert Ibáñez y el vallisoletano Iván Alejo crearon peligro desde la media punta. Aunque tampoco excesivo para crear ocasiones. Lo que sí que hubo fueron tarjetas amarillas; tres en pocos minutos para los locales Foulquier y Sáiz y para el visitante Borja.

 

Los de Sergio González aguantaron el resultado, pero pudieron marcharse al descanso por debajo en el marcador. El Getafe encerró al Real Valladolid en la recta final de la primera mitad y la tuvo tras un saque en corto desde la esquina. Miquel entró con fuerza, Cop se le quedó mirando, Borja no llegó y el central pudo cabecear sin oposición. Su remate se marchó rozando el larguero para fortuna blanquivioleta, aunque el susto no se lo quitó nadie.

 

BALANZA AZUL

 

La segunda mitad comenzó como la del partido ante el Rayo; con el cambio de Antoñito por Moyano. El Pucela golpeó primero, aunque el disparo lejano -y siempre peligroso- de Verde fue atrapado en dos tiempos por Chichizola, que tuvo problemas porque el balón le botó justo delante. Y es que se animó el conjunto blanquivioleta, que tuvo de nuevo el 0-1 en las botas del italiano, tras un buen pase de Moi que Cop dejó pasar con inteligencia.

 

El Getafe no se arrugó y, de nuevo, Samu Sáiz probó fortuna en una acción individual. Esta vez obligó a Yoel a emplearse a fondo para realizar una buena intervención y repeler el disparo. El portero pucelano tuvo más trabajo poco después, ya que Cristóforo remató solo en el corazón del área un saque de esquina, pero el cancerbero se estiró para despejar el testarazo.

 

Minutos de sufrimiento para el Real Valladolid, en los que el Getafe pidió penalti de Sali sobre Jorge Molina. El árbitro no consideró suficiente el contacto y, tras pasar la jugada por el VAR, el choque continuó para entrar en los últimos diez minutos. Con todos los cambios realizados, el equipo de Bordalás siguió yendo a por la victoria.

 

Joaquín evitó que Ángel se quedase solo ante Yoel con un prodigioso corte para hacer valer el buen partido de los centrales. Tanto él como Sali rindieron a buen nivel, con el objetivo de llamar la atención de Sergio para futuros compromisos. Pero ninguno pudo cambiar un guion cuyo final parecía claro por cómo se desarrolló el partido. Un buen pase al hueco de Samu Sáiz para Jorge Molina permitió a este rematar, Yoel tocó el balón y el recién entrado Ángel llegó a cabecearlo a la red. 1-0 en el minuto 92 y para casa.

 

Así las cosas, el Pucela cayó y tendrá que remontar si quiere estar en los cuartos de final de la Copa del Rey. El partido de vuelta se disputará en menos de una semana; concretamente, el próximo martes 15 de enero desde las 19:30 horas en Zorrilla.