Andrea Janeiro cumple 18 años: así será el futuro de la hija de Belén Esteban

Andrea Janeiro junto a su madre y una amiga (Foto: E. P.)

La joven celebra su mayoría de edad centrada en sus estudios.

Andrea Janeiro Esteban cumple este 20 de julio 18 años. La hija mayor de Jesulín de Ubrique y Belén Esteban celebra su mayoría de edad rodeada del cariño de los suyos. Una fecha muy especial en la primogénita del torero pasa a convertirse en uno de los personajes públicos más buscados.

 

Ante esta situación, Belén Esteban ya declaraba en su exclusiva con SEMANA que su hija no quería ser conocida, una decisión para la que pedía respeto: "No quiero que lo pase mal con este tema, por eso desde aquí me gustaría pedir que fuesen tolerantes con ella. Yo habré tenido mi parte de culpa, pero ahora ella es mayor y toma sus decisiones. Yo me hago una pregunta: ¿por vender mi vida tienen que ir a por mi hija?, ¡es que ella no tiene ninguna picardía!".

 

Unas palabras en las que se aprecia la parte de responsabilidad que Belén Esteban siente ante toda la expectación mediática generada por su hija. Y es que desde su nacimiento la vida de Andrea Janeiro ha sido pública. Los rifirrafes de sus padres, sus visitas o no visitas a Ambiciones, sus vacaciones en Benidorm con el famoso ¡Andrea, c***, cómete el pollo! o el "por mi hija MA-TO" han sido el pan de cada día en la crónica social de nuestro país.

 

Aún así, Belén desea que su hija tome el rumbo que ha escogido, tratar de ser una persona anónima aunque su infancia haya sido retransmitida por televisión. La joven desea comenzar una nueva vida en Inglaterra donde planea estudiar en la universidad y mejorar sus conocimientos en el idioma de Shakespeare. "La vamos a echar muchísimo de menos. Se va alguien muy importante en nuestra vida, pero como estamos trabajando los dos lo llevaremos mejor, además no se va para siempre", explicaba Belén a su amiga Gema López en SEMANA.

 

Andrea quiere quitarse el calificativo de Andreíta para ser una estudiante como otra cualquiera y disfrutar de su vida universitaria alejada de los focos. "Mi hija quiere ser anónima, no va a aguantar una cámara todo el día detrás de ella, no aguanta esa vida. La entiendo y la alabo, no quiero que mi hija sea una Chabelita", declaraba en febrero de este año su madre en otra exclusiva.