Alzheimer y falta de capacidad motora; así es la unidad de recuperación post COVID del Benito Menni
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Alzheimer y falta de capacidad motora; así es la unidad de recuperación post COVID del Benito Menni

Apartado de fisioterapia en el Centro Hospitalario Benito Menni. TRIBUNA

Tres pacientes de dieciséis ya han sido dados de alta en el único centro de este tipo en toda Castilla y León, donde se hacen rehabilitaciones físicas y psicológicas

Todo comenzó el 20 de abril, en pleno pico de la pandemia pero ya con los primeros pacientes curados saliendo de los hospitales de todo el país. Fue entonces cuando el Centro Hospitalario Benito Menni arrancó una Unidad tan especial como necesaria como es la de recuperación post COVID, la única que existe en toda Castilla y León por el momento. Y es a pesar de que muchos minusvaloren la enfermedad, lo cierto es que hay personas que sufren serias secuelas después de haber sufrido el virus.

 

El mejor ejemplo se ve en los dieciséis pacientes que han pasado o están pasando por las instalaciones del centro, ya que tres ya han sido dadas de alta. Han sufrido pérdidas musculares de hasta el 50% y muestran síntomas propios del Alzheimer, tales como problemas en el habla o para poder expresarse adecuadamente. Y por si se lo está preguntando; no, no solo en personas mayores. Esta Unidad del Benito Menni tiene pacientes entre los 39 y los 83 años.

 

“Entiendo que la gente vea raro pensar en esta unidad post COVID porque a todos los pacientes se les aplaude al salir de la UVI y parece que salen bien. Pero no, no es así. Muchos tienen necesidad de una rehabilitación tremenda”, explica Socorro Martínez, directora de la Unidad. “Unos cuando salen de la UCI ya han tenido una pérdida de cerca del 50% de masa muscular. Y después de quince o veinte días algunos demuestran síntomas leves de Alzheimer, independientemente de su edad”.

 

Es cierto que mucha gente ha achacado durante esta pandemia el problema a las personas mayores, más afectadas por la COVID19. Pero no. “Los jóvenes también pueden sufrir este Alzheimer leve y otros problemas. Incluso en muchos casos tienen situaciones más complicadas, porque puedan haber sufrido trombos o hemorragias. Son cuadros llamativos”, incide Martínez.

 

La rehabilitación, sea como sea, se centra tanto en el aspecto físico como en el psicológico. “Lo único que queremos es dar una cobertura a esta gente que la necesita. No nos estamos dando cuenta con la desescalada que la enfermedad no ha sido tan banal como muchos pensamos. El objetivo es devolverles a su vida completamente normal”.

 

Así las cosas, una vez ingresan en el centro lo primero que se hace con estos pacientes es aislarlos, pese a que ya se encuentren curados del virus. “Es cuestión de seguridad, ya que al final la COVID19 sigue siendo una enfermedad desconocida, expone la doctora. Y a partir de ahí empieza el proceso, que durará entre mes y mes y medio.

 

“Lo primero es que vayan incorporándose y sentándose, además se hacen ejercicios respiratorios y físicos. Resistencia, ganancia muscular y capacidad respiratoria. Todo es importante. En función de si hay más procesos interviene la logopeda, evaluando problemas de pronunciación y afonía. Y cuando hay casos de síntomas con Alzheimer leve, ahí entra el neuro psicólogo”, sigue Martínez.

 

Por ahora el tratamiento ya ha sido un éxito en tres de dieciséis personas, y en los próximos días se esperan más altas. “Cuando les aplaudimos al salir de la UCI siempre les vemos en camilla o en silla, porque es imposible que salgan andando. No nos dábamos cuenta de eso. Pero el segundo aplauso debería llegar cuando se reincorporan a su día a día”. Y así, la Unidad de recuperación post COVID del Benito Menni aspira a seguir acumulando aplausos.

 

**Este reportaje cuenta con una segunda pieza: "Mercedes Rodrigo, una paciente que recupera vida tras sufrir coronavirus y un infarto al mismo tiempo".