Álvaro López crece en el Fundación Grupo Norte desde la Escuela

José Antonio de Castro estrecha la mano a Álvaro López.

El jugador vallisoletano ha renovado su vinculación con el equipo de su tierra, en el que va haciéndose hueco.

La Escuela Fundación Grupo Norte empieza a dar sus frutos y, a Pablo Lavandeira, ahora también se suma Álvaro López, otro joven procedente de la cantera del Fundación Grupo Norte que, tras dos años intercalando su participación en la Escuela con el primer equipo, esta campaña ya dejará el nido y volará solo en el proyecto del conjunto vallisoletano en División de Honor de Baloncesto en Silla de Ruedas.

 

Se trata de un alero con una buena visión de juego, generoso con sus compañeros, con valentía a la hora de lanzar y con mucha ilusión por seguir progresando, y que cuenta con una puntuación de 4.0, lo que le convierte en el segundo jugador en la historia del club con una puntuación alta, tras Juanjo Alonso -si bien en la época en la que surgió éste no existía la Escuela del Fundación Grupo Norte como tal-. El resto de jugadores que han salido de la cantera del club morado han sido puntuaciones bajas: casos de José Luis Robles, Jonatan Soria o el ya mencionado Lavandeira.

 

López ha renovado su vinculación con el primer equipo de su tierra por tres temporadas, con el objetivo de seguir su formación en el club que le ha visto nacer como jugador y con un técnico, José Antonio de Castro, que le conoce bien y sabrá sacar el máximo partido a sus cualidades y a sus constantes ganas por trabajar.

 

No será complicado, puesto que Álvaro López lleva dos años ya con el primer equipo y conoce bien a sus compañeros y, si bien no ha contado con demasiados minutos en estas dos campañas, lo cierto es que ha sabido aprovechar el tiempo en el que ha estado en pista, y que va a luchar para convertirse en una pieza importante dentro del equipo.