Álvaro Domínguez dice adiós al fútbol: "A nadie le gustaría ser un inválido a los 27 años"

"A nadie le gustaría ser un inválido a los 27 años, pero este es el precio que voy a tener que pagar. Un abrazo y espero que nos veamos pronto", recalcó el defensa, ex del Atlético de Madrid y Borussia Moenchengladbach.

El jugador del Borussia Moenchengladbach y ex del Atlético de Madrid ha anunciado este 6 de diciembre que abandona el fútbol porque en los últimos años ha jugado en "condiciones pésimas" como consecuencia de las lesiones, que le han llevado a someterse a dos operaciones y a arrastrar distintas secuelas hasta el día de hoy.

 

"He estado jugando en los últimos años en condiciones pésimas. Me he visto obligado a seguir jugando y esto me ha llevado a dos operaciones y a arrastrar una secuelas que hoy en día sigo teniendo, por lo que me tengo que despedir de vosotros y de este deporte que tanto me apasiona", dijo Domínguez en su cuenta de Twitter.

 

Además, el defensa comentó que quiere que este mensaje, sobre todo, vaya dirigido a los aficionados del Mönchengladbach y del Atlético de Madrid, que tanto cariño le demuestran siempre. "A nadie le gustaría ser un inválido a los 27 años, pero este es el precio que voy a tener que pagar. Un abrazo y espero que nos veamos pronto", recalcó.

 

Álvaro Domínguez debutó en 2008 con el primer equipo del conjunto colchonero y dos años más tarde consiguió su primer título, la Europa League -trofeo que repetiría en 2012- ante el Fulham. Además, en el verano de 2010 también se proclamó súper campeón de Europa ante el Inter de Milán. En la temporada 2012/13, el central cambió la liga española por la Bundesliga, donde fichó por el Borussia Moenchengladbach.