Alumnos de la UEMC piden la sustitución por prácticas de los exámenes suspendidos por la caída del sistema
Cyl dots mini

Alumnos de la UEMC piden la sustitución por prácticas de los exámenes suspendidos por la caída del sistema

Ambas partes no llegaron hoy un acuerdo sobre la posible solución y se prevé que la universidad ofrezca mañana una respuesta

Los alumnos de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) que se vieron afectados por la caída del sistema informático el pasado fin de semana, lo que les impidió el desarrollo de los exámenes previstos en esa jornada, solicitaron hoy a la institución académica que esas pruebas se sustituyan por exámenes asíncronos o por trabajos prácticos para que, de esa manera “cada uno pueda organizarse a su manera”. 

 

La propuesta de la universidad, por su parte, pasa por que las pruebas puedan repetirse los días 16 u 17 de enero, algo que rechazaron los estudiantes porque un día más tarde está fijada la fecha para la entrega de trabajos “y demás” al tiempo que los finales están previstos a partir del día 6. “Es una locura poner los exámenes en esas fechas” y los estudiantes ya habían advertido de que “no lo querían”, explicó a Ical la representante de los estudiantes, Vanesa Taborda. 

 

“No hay entendimiento”, lamentó, y explicó que la institución académica estudiará en las próximas horas las propuestas para buscar una solución. “Nosotros no hemos tenido la culpa y nos han dicho que mañana nos dirán algo”, añadió Taborda, quien aclaró que los problemas tuvieron lugar en la jornada del sábado, en la realización de los primeros parciales del curso, aunque algunos compañeros ya detectaron algunos problemas el día anterior. 

 

Los estudiantes ya habían solicitado también el distanciamiento de los exámenes porque “todos los parciales estaban el mismo día” y habían trasladado las dificultades que eso suponía, teniéndolo que hacer además desde casa. “Dijeron que no había tiempo para planificarlo” lo que llevó a la celebración de las pruebas en una misma jornada. “Da tiempo material, pero no psicológico”, porque se trata de exámenes de 45 minutos, lo que supuso otra de las quejas porque “la mayoría de los exámenes no estaban pensados para hacerlos en ese tiempo”. 

 

El sistema para el desarrollo de las pruebas es un campus online consistente en un programa de videovigilancia que “se supone que va sacando fotos durante el periodo del examen y controla el escritorio” del ordenador. Fue a partir de las 14 horas cuando “se cayó literalmente” y no permitía subir al sistema el archivo del examen. “Hubo compañeros que tuvieron que mandarlo por correo a la asesora” con lo que fue “una locura” que concluyó con la suspensión de los exámenes cuando el campus “se cayó del todo”.