Alumnos de la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid se gradúan con Francis Paniego como padrino

El chef, con dos estrellas Michelín, apadrinó a alumnos del Curso Superior de Jefe de Cocina, de Ayudante de Cocina, de Ayudante de Pastelería y Gestión de Negocios y Restauración. 

El Director General de la Cámara de Comercio, Roberto García Marcos; el presidente de la Cámara de Comercio, Víctor A. Caramanzana Rey y el miembro de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Valladolid, Javier Labarga, han realizado este martes la entrega de diplomas a estudiantes de cocina de la 'Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez' de Valladolid. 

 

Los alumnos graduados pertenecen a la 4ª promoción del Curso Superior de Jefe de Cocina, 11ª promoción del Curso Superior de Ayudante de Cocina, 6ª promoción del Curso Superior de Ayudante de Pastelería y 1ª promoción de Gestión de Negocios y Restauración.

 

El presidente de la Cámara de Comercio, ha afirmado que el turismo de Castilla y León supone el 13% del PIB regional, "lo cual dice la importancia que tiene la economía regional, provincial". Además, añadió que los viajeros actuales son muy exigentes, ya que formamos parte de un mundo globalizado y digitalizado, y, "para que alguien elija venir a Valladolid tenemos que ser diferentes, y para ello, ser mejores, y para ello, estar formados"

 

En la entrega de diplomas, se mencionó a aquellos alumnos que obtuvieron un sobresaliente en cada uno de los Cursos y a los que finalmente, son los número uno de la promoción. Además, a todos se les entregó un libro de Ferrán Adrià: 'Mise en Place. Guía para gestionar tu restaurante', una guía que contiene los puntos a tener en cuenta a la hora de tener un restaurante. 

 

El padrino del acto, Francis Paniego, estudió en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid e hizo prácticas en restaurantes como el Cabo Mayor, el Currito y el Zalacaín (en Madrid), para luego trasladarse a San Sebastián y pasar por los fogones del Akelarre de Pedro Subijana y el Arzak. Además, también estuvo en elBulli de Ferran Adrià y pasó por el restaurante Les Pirines, en Francia.

 

En 2002 se inaugura 'El Portal de Echaurren', con Francis como chef y un concepto gastronómico más vanguardista. Dos años después, en 2004, llega la primera estrella Michelín de El Portal, y en 2006, Francis Paniego asume el asesoramiento gastronómico del hotel de cinco estrellas situado en las bodegas Marqués de Riscal, (Elciego, Álava), que también obtiene una estrella Michelín en 2012.

 

Francis Paniego, quien además recibió el Premio Nacional de Gastronomía como mejor jefe de cocina en 2012, se dirigió a los jóvenes para recordarles que, ahora, deberán enfrentarse a su futuro: "Podréis ser dueños de vuestro proyecto, otros formaréis parte de otros... Cada uno tiene sus circunstancias". Además, les contó su historia, desde sus inicios hasta la actualidad, en la cual experimentó situaciones muy difíciles, llenas de presión, pero también experiencias muy satisfactorias: "La realidad va cambiando a medida que van pasando los años", expresó.

 

Por ello, quiso animar a los alumnos a adaptarse a cada circunstancia y a "no abandonar nunca las ideas que uno tiene y ser consecuentes con ellas hasta el último minuto". Asimismo, afirmó que, actualmente, en su restaurante recibe una gran cantidad de gente joven cocinera y que "es muy emocionante que toda esa gente se ponga en tus manos", destacando la importancia de "no traicionar sus ilusiones y no convertirlos en cocineros amargados que no escuchen, que tengan broncas y peguen gritos"

 

Por último, el reconocido cocinero expresó que la cocina vive un momento luminoso gracias a la generosidad de muchos y a saber compartir. "No podemos traicionar ni echar a perder todo lo conquistado estos años atrás. El trabajo hay que seguir haciéndolo cada día con respeto a los clientes y a los trabajadores", concluyó. Por último, Paniego puso la firma de sus manos en arcilla para sumar un nuevo estrella Michelín a la colección de la Escuela Internacional de Cocina.