Altercados en la Plaza Mayor de Valladolid tras coincidir las protestas del Colectivo Indignado y la de la Unidad de España

Manuel Saravia pide la dimisión del subdelegado del Gobierno en Valladolid por no coordinar ambas convocatorias

La simultaneidad de las concentraciones del Colectivo Indignado y otra en defensa de la unidad de España ante la convocatoria del referéndum en Cataluña han provocado altercados en la Plaza Mayor de Valladolid, lo que ha llevado al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Manuel Saravia, a pedir la dimisión del subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez, por autorizar ambas protestas en el mismo lugar y a la misma hora. 

 

Los dos actos de protesta estaban convocados a las 12.00 horas en la Plaza Mayor, si bien los manifestantes contra el referéndum catalán se concentraron tras una llamada a través de las redes sociales, mientras que la del Colectivo Indignado, como ha explicado su representante Pablo Ortiz, era "anterior", por lo que se ha mostrado "bastante sorprendido" de que la Subdelegación del Gobierno haya dado permiso para celebrar ambas concentraciones de forma simultánea.

 

Ante los pitos y protestas de cientos de personas ataviadas con la bandera de España, el Colectivo Indignado se ha visto "obligado" a abandonar la Plaza Mayor para "evitar mayores problemas", pues los asistentes a la otra convocatoria han interrumpido la lectura de su manifiesto al tiempo que retiraban sus pancartas y les lanzaban tomates.

 

En ese momento, la Policía ha intervenido y ha formado una cadena humana para separar ambas concentraciones y evitar que se produjese un conflicto.

 

Ante esta situación, el representante del Colectivo Indignado ha apuntado que ellos "no tienen nada que ver" con la otra convocatoria porque su petición es que el Gobierno cumpla su palabra "por dignidad" y asuma su compromiso de acoger a lo que ha calificado de cifra "irrisoria" de personas refugiadas.

 

De igual modo, ha lamentado que se utilice la bandera española, que es la de "todos", como "arma arrojadiza" con "tintes xenófobos, irreflexivos y absurdos" por parte de gente "sin compasión" ante la situación de personas que huyen de un conflicto.

 

No obstante, nadie del otro colectivo convocado a través de redes sociales ha querido expresarse ante la carencia de representantes de los mismos.

 

DIMISIÓN DEL SUBDELEGADO DEL GOBIERNO

 

Por su parte, el primer teniente del alcalde, Manuel Saravia, ha lamentado que se haya producido la concurrencia de dos concentraciones que "potencialmente" podrían crear "conflicto y agresividad".

 

Por esta razón, Saravia, que había acudido al acto convocado por el Colectivo Indignado junto a varios miembros de la corporación municipal, ha solicitado la dimisión del subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias por su "irresponsabilidad".

Asimismo, Saravia ha destacado el comportamiento "radicalmente diferente" de ambas concentraciones, pues los asistentes a la convocatoria europea han tratado de "evitar el enfrentamiento", mientras que, la otra parte ha manifestado una "agresividad gratuita" al tiempo que se han "multiplicado" insultos que "nada tenían que ver" con el objeto de sus peticiones.

Noticias relacionadas