Algunos niños prefieren carbón...