Alberto Esgueva ataca a los medios de comunicación que le acusan en los casos de 'La Perla' y la trama eólica

Alberto Esgueva, a la derecha, escucha las explicaciones de su letrado.

Pide más rigor en las informaciones e insiste que no posee ninguna cuenta en paraísos fiscales. 

Alberto Esgueva ocupó la dirección de ADE Internacional Excal entre los años 2003 y 2006 y ha cargado este lunes contra los medios de comunicación, a quienes acusa de someterle en los últimos meses a un "juicio mediático en la calle" por sus informaciones sobre su supuesta implicación en turbios negocios tanto en las operaciones de compra del edificio de 'La Perla', en Arroyo, como del terreno para el fallido polígono industrial de Portillo, así como en la denominada 'trama eólica'.

 

Tras prestar declaración, en calidad de investigado, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2, César Gil Margareto, que investiga precisamente tanto la adquisición del Edificio de Soluciones Empresariales como de los terrenos con fines industriales en Portillo y el alquiler de la sede de la Junta en Bruselas, el ex responsable de Excal ha comparecido ante los medios para trasladar su indignación y "tristeza" por lo que considera linchamiento mediático contra su persona.

 

Así, Alberto Esgueva, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que él mismo se personó en las presentes diligencias tras conocer por su hermano Francisco, también investigado por los mismos hechos y que ha comparecido antes que él por espacio de casi una hora, que figuraba en un informe policial relativo a las referidas operaciones objeto de pesquisa judicial, y ello, como así ha apostillado su letrado, Fernando Cantalapiedra, a pesar de que su nombre no haya sido mentado por político, técnico o empresario alguno como supuesto implicado.

 

A ello atribuye su abogado que la declaración de su patrocinado este lunes en sede judicial apenas se hubiera prolongado por espacio de más de diez minutos, "ya que no hay ningún indicio en las actuaciones contra él y nadie ha mencionado su nombre respecto del edificio de 'La Perla' o del polígono de Portillo, con lo que nada tenía que decir", ha aseverado Fernando Cantalapiedra.

 

El aludido, quien fuera también administrador, junto a su hermano Francisco, de la empresa de cartonajes San Cayetano, ha aprovechado entonces para defender su inocencia y criticar abiertamente la labor de los periodistas, a los que ha acusado de dar "grandes titulares" cuando apuntan que el Servicio de Vigilancia Aduanera ha abierto una investigación sobre supuestas cuentas bancarias en 'paraísos fiscales' de las que sería titular y luego, una vez comprobado que no dispone de ninguna, silenciar el resultado.

 

"Es una gran injusticia porque estáis siendo partícipes de una filtración manipulada, en lugar de practicar la libertad de prensa. La información de Aduanas llegó hace tiempo y no habéis dado una línea de que no tengo cuentas en paraísos fiscales y de que no he pagado a ningún político", ha reprochado Alberto Esgueva, quien achaca a esta persecución mediática contra su persona el hecho de que ni siquiera disponga hoy de cuentas bancarias en España porque los bancos se las han cerrado.

 

"Entiendo que haya que vender periódicos, pero vamos a ver si sois más rigurosos", ha reiterado el ex director de Excal, que también figura inmerso en la 'trama eólica', junto con su hermano, por una operación que le reportó un beneficio de 47 millones de euros frente a un cargo de 24.000 euros.

 

"NULO BENEFICIO" EN PORTILLO

 

Con carácter previo a su declaración, su hermano Francisco, ha comparecido igualmente ante el juez para, en palabras de su también defensor, Fernando Cantalapiedra, mantener la "licitud y pulcritud" de la operación de venta de terrenos para un polígono industrial en Portillo -se pagaron más de 35 millones- en la que su empresa, Grupo San Cayetano, entró en el accionariado de la sociedad Parque Empresarial de Portillo, de la que también formaba parte Urban Proyecta PM3.

 

Respecto de los supuestos sobreprecios obtenidos por la venta de los terrenos, el letrado ha utilizado el término "absurdo" para referirse a ellos tras apuntar que la propia Agencia Tributaria, una vez cerrada en 2010 la investigación correspondiente, concluyó que el teórico beneficio no superó el 9 por ciento. "Con los posteriores aplazamientos de los pagos por parte de ADE, prácticamente el beneficio ha sido nulo. ¡Así que de pelotazo urbanístico, para nada!", ha concluido.

 

Las investigaciones que dirige el Juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid continuarán el próximo lunes con nuevas testificales, cuando comparezcan, también como investigados, los ex viceconsejeros Begoña Hernández y Rafael Delgado.