Alberto Barrera trasladará en 'La Jura' un mensaje para “tener presente lo ordinario que realizan las mujeres en Simancas”

El que fuera concejal de Cultura del municipio vallisoletano durante 16 años será el magistrado de un evento que tendrá lugar el sábado 22 de junio en la plaza del Archivo.

La representación teatral de ‘La Jura’ se llevará a cabo el próximo sábado, 22 de junio, sobre las 22:30 horas en la plaza del Archivo de Simancas. En ella participan actores del municipio vallisoletano y las Doncellas, que supone la puesta en escena de la famosa Jura del Rey Ramiro. Pero también está el papel del magistrado, que este año será Alberto Barrera, exconcejal de Cultura de la localidad, quien trasladará un mensaje para “tener presente lo ordinario que realizan las mujeres en Simancas”.

 

“Después de 16 años como concejal de Cultura y presentar a muchos magistrados, me hace mucha ilusión dirigirme al pueblo de Simancas y visitantes que vengan”, reconoce Barrera. Así, según la leyenda de las Siete Doncellas, Simancas debía entregar cada año a los musulmanes ese número de personas que les correspondía por tributo. En una ocasión, las jóvenes, en un acto de gran valentía, decidieron cortarse las manos para evitar que se las entregara, algo que consiguieron.

 

La tradición establece que cada año el alcalde de la Villa recorra la localidad acompañado por el Mantenedor y la Corporación municipal, requiriendo a cada una de las siete jóvenes en su casa. Las doncellas vestirán los trajes medievales con los colores del arco iris y asumen su papel hasta ‘La Jura’.

 

Así las cosas, Barrera se dirigirá al público “con alguna locución de aspectos de Simancas, de la Jura, de las Doncellas…”, para después “pedir juramento al Rey Ramiro”. A una semana para la cita, se encuentra “ultimando los detalles”, ya que admite que tiene la responsabilidad de hacerlo bien”.

 

Su papel cambiará después de ser él quien presentara a los magistrados durante 16 años, tiempo en el que “ha habido mucha variedad”. “Han pasado personas muy distintas con mensajes muy distintos, aunque siempre hay un hilo conductor, que es el valor y la valentía de las Doncellas; el honor de ir contracorriente. Quiero transmitir esa misma idea y trasladarlo al siglo XXI: qué se espera y cómo es realmente posible esa rebeldía también de la mujer hoy en día”, expresa.