Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Aguas de “deporte llevar”

Arrancó entre las localidades de Palencia y Cubillas de Santa Marta el ‘I Canal de Castilla Tour Open Challenge’, una prueba mitad deportiva, mitad turismo de aventura en la que por el agua, en canoa o en tabla de Sup (Paddle Surf) participan más de 60 personas en dos etapas de 30 km.

Cubillas de Santa Marta (Valladolid).- De Palencia hasta Cubillas de Santa, pasando por las localidades de Villamuriel y de Dueñas. Algo más de veinticinco kilómetros navegando por el interior del Canal de Castilla. La primera de las etapas de este I Canal de Castilla Tour Open Challenge se completó con éxito aunque con dificultades y con la participación de más de 60 participantes, todos ellos en tablas de SUP (Paddle Surf) y que recorrieron en menos de cuatro horas este espectacular paraje plagado de silencio, puentes, esclusas, fábricas de harina abandonadas y escoltado por alargados caminos de sirga. Todo ello bajo la cuidada organización del Club Northwind y el patrocinio de la Diputación Provincial de Valladolid.

 

De forma paralela, en Medina de Rioseco, y formando parte de esta actividad también, la Federación de Piragüismo de Castilla y León impartía un curso de iniciación que mañana continuará en el canal.

 

El Canal de Castilla, la impresionante obra de ingeniería hidráulica que tardó más de un siglo en construirse y que pretendía lograr una vía de comunicación fluvial que uniera el trasporte de cereales desde Castilla hasta los puertos del norte de España se convirtió en el protagonista mudo de esta iniciativa. Con un diseño de ‘Y invertida’ y 207 km distribuidos en 3 ramales, el canal discurre por tres provincias Burgos, Palencia y Valladolid superando 150 metros de desnivel, con 49 esclusas y 70 puentes. Sin embargo, en esta primera etapa se recorrieron 25 kilómetros del ramal sur (el ramal que huele a vino de Cigales), discurriendo desde la esclusa 33 a la 39 y, mañana domingo, serán otros 30 kilómetros ahora del ramal de campos desde la palentina Abarca de Campos hasta llegar a la dársena de Medina de Rioseco, foco central de la actividad.

 

En tablas de SUP (Paddle Surf) los más 60 participantes llegados desde distintos lugares de la geografía nacional (Málaga, Alicante, Madrid, País Vasco, Asturias, Cantabria, Valladolid) disputaron una aventura deportiva y turística, jalonada con el perfecto maridaje de probatura de Alimentos de Castilla y León, visita a la bodega Hijos de Félix Sanz de la DO Cigales, y después visita al Museo de San Francisco de Medina de Rioseco. Antes tuvieron que superar muchos kilómetros, y en algunos tramos, una turbia agua densa y con mucha vegetación, además de algunas pozas que hacían tapón e impedían la navegación fluida.

 

En el grupo de cabeza, a un ritmo de 8 km hora (con medias de 9,8 porque hubo tres zonas de porteo) entraron el asturiano de Rodiles, el campeón de España, Javier Agüera, seguido de Toni Torres (Alicante) y de los cántabros Ricardo Dantas y Eduardo López-Doriga. La primera fémina fue la malagueña Marina Navarro. Todos ellos participantes en los circuitos nacionales y subidos a fabulosas tablas de carbono. Bastante por detrás, el resto de competidores, o mejor dicho participantes de esta pequeña aventura en estas aguas y estas tierras que en la obra de Juan de Farias eran “tierras de pan llevar” (en la frase antes Emilio Torres Pérez) y que ahora y por mor de esta novedosa y atractiva prueba se convierten inexorablemente en “aguas de deporte llevar”.