Afortunadamente no había bebé

@PoliciaVLL

Un autobús colisiona en Valladolid contra un coche estacionado, al que desplaza contra el de delante. En medio había un carro de bébe vacío, porque aún no habían sacado al niño del interior del coche.

La imagen podría haber sido trágica; pero afortunadamente todo ha quedado en un susto y en una silla de bebé destrozada. La fortuna quiso que todavía no hubieran bajado al bebé del automóvil para sentarlo en su coche. Según ha relatado la Policía de Valladolid, un autobús calculó mal al girar en una calle y golpeó a un vehículo estacionado, que lo desplazó contra el de delante. En medio había una silla de un pequeño al que todavía no habían sacado del coche.