Cyl dots mini

Aficionados del Sporting de Gijón se quejan del trato recibido en Zorrilla, que registró varios incidentes

La afición del Sporting, en la zona visitante de Zorrilla. GONZALO RICO

La Policía tuvo que intervenir en algunos momentos del partido entre el Real Valladolid y el conjunto asturiano. Algunos seguidores rojiblancos denuncian que los encargados de seguridad no les dejaron lucir camisetas de su equipo.

Los partidos entre Real Valladolid y Sporting de Gijón se juegan en el campo y en las gradas. De hecho, en el partido de Liga ya se produjeron incidentes que terminaron con la expulsión de varios aficionados del estadio. En la última cita del play-off, vivida el pasado jueves en Zorrilla, no fue menos. La afición blanquivioleta volvió a empujar a su equipo hacia la victoria, mientras que la rojiblanca -en minoría- no pudo hacer lo mismo con el suyo.

 

El partido empezó con la llegada de ambos equipos al estadio. Como ocurrió el pasado sábado, el recibimiento al Pucela resultó espectacular. Mientras, según aseguraron periodistas asturianos, el del Sporting quedó deslucido porque la Policía no dejó que tomaran posición cuando arribó el autobús "por motivos de seguridad"; y es que el encuentro fue declarado de alto riesgo.

 

Aquello no fue a mayores, pero los problemas se trasladaron a la hora de entrar al estadio y dentro de este. Sara Álvarez, una seguidora sportinguista que se acercó a Valladolid desde Palencia para presenciar el encuentro, consiguió una entrada en Grada Sur, fuera de la zona para la afición visitante. "Estaba en la cola y salió de ella un padre muy enfadado con su hijo pequeño y, al no poder acceder, me dijo que me fuera por otra puerta porque por esta no me iban a dejar entrar con la camiseta del Sporting", explicó a este periódico.

 

Pero esta joven acudió al partido con otros tres amigos del Pucela, por lo que prefirió ponerse "un chubasquero" para esconder la camiseta. "Una vez dentro me lo quité y, estando con un amigo que llevaba la camiseta del Real Valladolid, vino uno de seguridad y me dijo que o me quitaba la camiseta o me tenía que echar. Me pareció injusto. Mis amigos y la gente de alrededor le dijeron que me dejara en paz y que me quedase con la camiseta", relató.

 

Aunque no era la única persona de aquella zona que tenía el objetivo de animar al Sporting, ni la única con una camiseta del conjunto asturiano. "Estaba con el chubasquero muriéndome de calor y unas filas más abajo había cuatro o cinco chicos con la camiseta del Sporting. Entonces, me quité el chubasquero y me quedé con la camiseta. No me dijeron nada porque creo que no me vieron, pero los otros chavales se taparon la camiseta cuando fueron al baño. Vi a dos chicos con la camiseta del Madrid y a ellos no les dijeron que se taparan", señaló.

 

Sara lamentó lo ocurrido y solicitó para futuras ocasiones "que faciliten la adquisición de entradas para la zona visitante" o el traslado a dicho lugar, algo complicado tratándose de un partido de alto riesgo. "Por mí, habría estado allí, pero solo dejaron a los que las compraron en Gijón. Había sitio de sobra", dijo.

 

"Vas a disfrutar de un partido, no a meterte con nadie. Hay gente que lo hace, pero no me parece justo que por cuatro paguemos el resto", comentó. Pero, finalmente, vivió el partido sin ningún tipo de problema. "Cuando marcó el gol Jony lo celebré como en cualquier otra ocasión con los chicos de abajo y no pasó nada", aseguró. Como debe ser.

 

ALTERCADO EN TRIBUNA OESTE

 

Aunque lamentablemente sí hubo incidentes durante el partido. Estos se produjeron en Tribuna Oeste y obligaron a intervenir a la Policía Nacional. Dos aficionados del Sporting se encontraban allí, justo al lado contrario de la zona visitante, y no tuvieron un comportamiento adecuado, según informaron testigos a este periódico.

 

Hubo aficionados rojiblancos repartidos por el estadio y, al menos en el caso de Tribuna Oeste, no se registraron más incidencias sobre la vestimenta. Pero los nervios y, en algunos casos, el alcohol provocaron altercados en esta zona del estadio. Destacaron dos en los que el personal de seguridad tuvo que intervenir. El primero de ellos no fue a mayores, entre seguidores de ambos equipos, después de que hiciera acto de presencia el director general del club blanquivioleta, Jorge Santiago, en el lugar.

 

El segundo sí fue a más y terminó con la Policía llevándose a dos aficionados del Sporting. No fue por un solo hecho, sino que, según testigos, los incidentes se registraron durante buena parte del partido. Uno de los dos 'protagonistas' pagó su frustración por el resultado con los seguidores blanquivioletas de su alrededor, llegándoles a "escupir" e "insultar". Finalmente, con el gol de Jony, este mismo individuo "sacó el dedo" a los que se encontraban cerca.

 

Un cúmulo de circunstancias que acabó con él y su compañero siendo retirados de la zona por agentes de la Policía Nacional. Un hecho que no dejó indiferentes a los aficionados blanquivioletas, ya que les despidieron al grito de "tontos". La respuesta fueron más "peinetas".

Noticias relacionadas