Aduriz, héroe del Athletic frente al Deportivo el día que cumplía los 36

Aduriz celebraba su 36 cumpleaños regalándole la victoria a su equipo y regalándose la ovación de la grada en el minuto 90.

El Athletic Club ganó ante un batallador Deportivo de la Coruña (2-1), sumando 11 partidos consecutivos sin perder en un San Mamés que se ha convertido en uno de los fortines más difíciles de asaltar en LaLiga Santander, y se queda empatado a puntos con el Villareal que ocupa la sexta plaza que da acceso a jugar la Europa League.

 

El equipo dirigido por Ernesto Valverde, que se convirtió en el entrenador con más partidos (212) en el banquillo rojiblanco, remontó un gol de Emre Çolak con los tantos de Muniain y Aduriz, que celebraba su 36 cumpleaños regalándole la victoria a su equipo y regalándose la ovación de la grada en el minuto 90.

 

El partido comenzó muy trabado y con poco ritmo. Con poco peligro en ambas porterías, a las que solo se llegaba mediante disparos lejanos y centros al área. El Athletic estaba sin ideas en la sala de máquinas y tenían que hacerse cargo de la producción ofensiva a lo que Iñaki Williams, Iker Muniain, y Aritz Aduriz pudieran inventar.

 

Mientras, el Depor poco a poco iba generando más peligro con rápidos contraataques comandados por Emre Çolak. El turco le dio un gran pase a Florín Andone dejándolo solo ante el Gorka Iraizoz pero el rumano desperdició la oportunidad y disparó fuera.

 

El conjunto vasco tuvo su mejor ocasión mediante un remate de cabeza de Raúl García, al que inmediatamente respondió Çolak con un gran disparo desde fuera del área que se acabó colando en la portería de rojiblanca sumando el 0-1 en el marcador. Tras el paso por vestuarios el Athletic Club se volcó para conseguir el empate y asedió la portería defendida por Tyton.

 

En el minuto 71 Muniain puso las tablas en el marcador tras aprovechar un rechace de un remate de Aduriz. El navarro se hizo con el mando del partido, multiplicándose por todo el campo. Y cuando parecía que todo iba a terminar en empate, Aduriz celebró su 36 cumpleaños marcando el gol de la victoria haciendo estallar a la grada de San Mamés, que vio por cuarta vez esta temporada el resurgir de su equipo contra el marcador.