Adiós al histórico kiosco del Atrio Santiago desmontado para dejar el espacio diáfano en el centro de Valladolid

Varios operarios retiran el kiosko ante la mirada de un viandante.

El Ayuntamiento ha aplicado la ejecución subsidiaria para desmontar la estructura que no será ocupada por ningún otro establecimiento.

El histórico kiosco del Atrio de Santiago ya es historia. Ese espacio en el emblemático emplazamiento de la calle Santiago desaparece para dejar totalmente diáfana esta zona en pleno centro de Valladolid. Según el Ayuntamiento de Valladolid, el informe de la concejalía de Urbanismo es concluyente y no deja espacio para una nueva ocupación de la vía pública.

 

Durante la mañana de este lunes, operarios municipales acordonaron la calle para proceder a las tareas de desmontaje. Incluso, tuvieron que emplear una radial para abrir la puerta al no disponer de la llave. 

 

Este kiosco era una concesión municipal que expiró el 31 de diciembre de 2017. En realidad, el plazo se cumplió antes pero el Ayuntamiento concedió una prórroga hasta que su propietario alcanzase la edad para su jubilación. Después quiso seguir con el negocio, pero la normativa se lo impedía e incluso estaba obligado al desmontaje que ha sido ejecutado por el Ayuntamiento.

 

La Fundación Joaquín Díaz ubica el inicio de la actividad de este kiosco en el año 1915, con Saturnino Lorenzo como propietario para convertirse en uno de los kioscos más emblemáticos y valorados de Valladolid, referencia en la venta de periódicos y revistas.

 

El kiosco era conocido como el de 'La Chata'. El apodo lo adquirió por Demetria Rodríguez, quien lo matuvo hasta el año 2005, según esta misma fuente. Fue entonces cuando se efectuó el traspaso a Alejandro Ruiz, que hasta el pasado fin de año ha sido el dueño.