Adif y Ayuntamiento intentan un acuerdo in extremis que logre salvar la Sociedad Alta Velocidad

Las dos instituciones tendrán una reunión el próximo martes para intentar alcanzar un acuerdo antes de que el jueves, en junta general, se procediera a liquidar la Sociedad Valladolid Alta Velocidad.

Adif y Ayuntamiento de Valladolid han mantenido este viernes una reunión “cordial y fructífera”, escenificada por el presidente Juan Bravo y el alcalde Óscar Puente, en el que han acercado posturas para intentar evitar la liquidación Sociedad Valladolid Alta Velocidad. Así lo ha adelantado al término de la misma el regidor vallisoletano, quien ha explicado que se “han dibujado diversos escenarios alternativos encima de la mesa que se parecen a lo que el Ayuntamiento de Valladolid ha venido defendiendo en este tiempo”.

 

Puente cree que estas alternativas “tienen muchas cosas en común” a las propuestas por el Consistorio. “El martes volveremos a reunirnos en Madrid para perfilar un posible acuerdo, para ver si el jueves en la junta general de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad podemos tomar medidas que beneficien a la ciudad, a los socios y a los trabajadores de los talleres”, ha puntualizado el alcalde.

 

Aunque, Puente ha preferido no desvelar lo hablado en la reunión, todo hace indicar que Adif y el Ayuntamiento quieren salvar la Sociedad Alta Velocidad de la liquidación que se anunció hace algunos meses. “La opción de liquidación de la Sociedad está encima de la mesa. Cabe recordar que la sociedad ha sido requerida de pago por parte de los bancos por importe de 404 millones. Cualquier Sociedad que es requerida de pago por este importe y no tiene recursos para atenderlo está en situación legal de concurso de acreedores. Otra cosa es que esta sea la solución más racional y más beneficiosa para la ciudad. Yo creo que no es la mejor y vamos a trabajar en alternativas”, ha dicho.

 

A preguntas de los periodistas, Óscar Puente dice que respecto al Plan Rogers es igual de optimista que en el año 2009:El Plan Rogers es un planteamiento de ciencia ficción. Ahora mismo supondría unos costes adicionales que añadidos a los 400 millones que ya debemos sumaría una cantidad de 1.100 millones de euros. Que alguien me diga cómo se podría afrontar esta cantidad”, ha explicado.