Adif y Ayuntamiento dicen que el proyecto del nuevo túnel de Labradores deberá estar redactado en un año

Los técnicos de Adif, junto a Manuel Saravia, visitan el túnel de Labradores.

Técnicos de Adif, junto a Manuel Saravia, han visitado este lunes la zona para comenzar un trabajo que deberá estar visado en septiembdre de 2020.

Técnicos de Adif y responsables de la redacción del proyecto del nuevo túnel entre las calles Labradores y Panaderos y Las Delicias, en Valladolid, han visitado este lunes la zona para comenzar ya con un trabajo que debería estar presentado y visado en septiembre de 2020.

 

Los técnicos han mantenido una reunión con el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, después de visitar la zona de Rafael Cano, en la que ya se ha ejecutado por parte del Ayuntamiento de Valladolid un paso subterráneo para peatones y el entorno en el que se llevará a cabo la obra entre Labradores y Panaderos y el barrio de Las Delicias.

 

En concreto, en dicha reunión se han establecido, conjuntamente las bases de partida para iniciar la redacción del proyecto de construcción de un nuevo paso inferior situado bajo la línea de alta velocidad Madrid-Bifurcación Venta de Baños.

 

Según Manuel Saravia, el proyecto, cuyo contrato se firmo hace unas semanas, está previsto que esté terminado en 12 meses, por lo que considera que en septiembre del año próximo "debería estar acabado y supervisado por Adif para poder iniciar la licitación de la obra inmediatamente".

 

En los pliegos, ha añadido el concejal de VTLP, se fijará el plazo de ejecución de las obras, cuyo presupuesto está estimado en torno a 24 millones de euros, y sus previsiones son que en dos años a partir de la adjudicación pueda estar concluido el túnel.

 

El proyecto que está en fase de construcción incluye un nuevo túnel rodado entre la calle Panaderos, conectado con el túnel de la calle de Labradores, y la avenida de Segovia, así como la ampliación y mejora del actual paso inferior -nuevos accesos, con taludes ajardinados, para peatones y bicis- y el nuevo paso inferior (también con amplios accesos en rampa y ajardinados) para peatones y bicis, junto al nuevo túnel rodado de Panaderos.

 

También se contempla el tratamiento de los espacios colindantes como jardín que integra los distintos accesos. El proyecto se adjudicó por la Sociedad VAV el pasado 18 de julio a la empresa GOC, por un importe de 338.998,22 euros (IVA incluido). Este importe será sufragado por la Sociedad Valladolid Alta Velocidad al igual que la ejecución de las obras, cuyo presupuesto estimado asciende al entorno de los 24 millones de euros (IVA incluido).

 

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes de Adif han recalcado que con estos trámites Adif Alta Velocidad cumple con el compromiso que adquirió hace un año y medio en el Consejo de Administración de la SVAV para dar impulso a las primeras actuaciones derivadas del convenio para la integración ferroviaria.

 

Asimismo, Adif ha informado de que la SVAV y el Ayuntamiento trabajan conjuntamente para volver a iniciar los trámites de proyectos que deberían haber sido ya licitados, pero que un error "no achacable a ninguno de los socios" ha obligado a sociedad a desistir de la licitación en curso el pasado 23 de septiembre. A este respecto, cabe recordar que el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, afirmó que no se habían podido licitar debido a que "alguien" se "olvidó en la estantería" de la sede de la SVAV las ofertas presentadas por algunos de los licitantes.

 

Dichos proyectos, dirigidos por el Ayuntamiento de Valladolid pero cuya licitación es responsabilidad de la SVAV, consisten en un paso inferior y rampas de acceso amplias y abiertas para peatones y bicis entre las calles Unión y Pelícano; el paso peatonal y de bicis en el entorno del paso inferior existente en la calle San Isidro y una nueva conexión de similares características a las anteriores entre las calles Estación y Guipúzcoa.