Adif reconoce ahora "desavenencias" con la empresa de las obras de Andrómeda, aunque espera que se reanuden

Los representantes de las asociaciones vecinales se reúnen con Adif y con el Ayuntamiento. TRIBUNA.

Los vecinos mantienen la convocatoria de manifestación del próximo martes

Directivos de Adif han explicado este viernes, en una reunión con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y con vecinos de la zona de Pilarica, Barrio Belén y Los Santos-Pilarica, que existen "desavenencias" con la empresa adjudicataria de las obras del túnel entre la calle Andrómeda y la plaza aviador Gómez del Barco y que negocian con ella para llegar a una solución para reanudar las tareas.

 

Así lo han explicado Puente y el presidente de la Asociación de Vecinos Pilarica, José Luis Alcalde, a los medios de comunicación, en declaraciones recogidas por Europa Press, tras la reunión celebrada en la tarde de este viernes, a la que han asistido además el secretario general de Adif, Guillermo Martínez, y el director general de Construcción, Juan Pablo Villanueva, para dar explicaciones a los representantes vecinales.

 

Tanto Puente como José Luis Alcalde han aludido a las "desavenencias" que reconoce Adif con la empresa adjudicataria de estos trabajos, que llevan paralizados más de dos meses, y el representante vecinal se ha referido a que "en el fondo hay una cuestión de tipo económico", a parte del problema técnico con el hormigón.

 

El regidor ha recalcado que "lo importante es que la obra se reanude lo antes posible" y que por ello negocia con la adjudicataria para encontrar una solución al problema "lo antes posible".

 

De hecho, los representantes de Adif, que han dejado la Casa Consistorial sin comparecer ante los medios de comunicación que esperaban las declaraciones de los participantes en el encuentro, han asegurado que en una semana, el próximo viernes, informarían a los dirigentes vecinales sobre la solución que se tomará para buscar la reanudación de los trabajos.

 

Puente no ha querido dar plazos ya que quiere mantener la "prudencia" ya que hay "varias opciones" posibles y "todos los escenarios están abiertos" por lo que espera que se adopte "el menos gravoso y más rápido" para reanudar las obras cuanto antes.

 

El primer edil ha defendido que el administrador está "absolutamente centrado" en resolver el problema y ha añadido que ha hablado con la presidenta, Isabel Pardo de Vera, "mínimo dos veces por día", por lo que confía en que sean "capaces" de dejar la situación resuelta la semana próxima.

 

La reunión, según el primer edil, ha transcurrido en términos "normales" con las explicaciones por partes de Adif, aunque José Luis Alcalde ha reconocido que el inicio ha sido un tanto "tenso" ya que los vecinos llegaban "con ganas de recibir explicaciones" aunque después "ha ido en términos educados" y ambas partes han escuchado tanto los motivos de la paralización de las obras como las causas del enfado vecinal.

 

En todo caso, ha puntualizado que son conscientes de que Adif es la entidad que licita la obra "pero no la ejecuta, que el Ayuntamiento "es el de todos los vallisoletanos pero tampoco la realiza" y "en el fondo la responsabilidad principal es de la empresa". Pero ha apostillado que el administrador y el Consistorio "tienen que exigir que siga adelante" porque "demorarla sine die" causaría "problemas de convivencia" en la zona, un "deterioro del urbanismo y de las condiciones" de estos barrios.

 

Las asociaciones vecinales han confirmado que mantienen la convocatoria de manifestación para el próximo martes ya que consideran que deben trasladar la información "en persona" a los vecinos y porque quieren que sirva como "antídoto" para que estas demoras no se den en próximos proyectos que se pongan en marcha con motivo de la integración ferroviaria en los años venideros.

 

Estos colectivos han invitado también al alcalde a la manifestación, aunque Puente no ha confirmado si asistirá o no, aunque ha señalado que ha dejado claro que trabaja para que el problema se solucione y que para ello está "al teléfono constantemente".

 

Eso sí, ha aseverado que respeta la decisión de manifestarse, entiende el enfado, "porque es una obra que ya parte con un retraso importante por el tema de todas las conducciones de servicios que hubo que mover" y ahora la "contrariedad" añadida del nuevo retraso.

 

Noticias relacionadas