ADARSA se pone de largo para estrenar su nuevo concesionario de Valladolid

Reportaje Gráfico: Gonzalo Rico
Ver album

El nuevo espacio, que ya está operativo, celebra su inauguración con un gran evento social 

La nueva casa de Mercedes Benz en Valladolid lució este jueves 26 de abril sus mejores galas en su estreno oficial. El Grupo ADARSA inauguró oficialmente su concesionario en la Avenida de Burgos en un acto que contó con la presencia del alcalde de Valladolid, Óscar Puente y el presidente de la Diputación Provincial, Jesús Julio Carnero, junto a responsables de la marca con el presidente del Grupo, Raúl Lago, a la cabeza.

 

Puente aludió al proceso de llegada de ADARSA a Valladolid como síntoma de que la ciudad "va para adelante", mientras que el presidente de la Diputación no se olvidó de los setenta trabajadores del grupo en el nuevo concesionario como la clave de los éxitos profesionales que espera cosechar. Raúl Lago, por su parte, afirmó que Valladolid se merece "unas instalaciones como éstas" desde las que espera conseguir los objetivos marcados por el grupo. También intervino brevemente, a modo de saludo, el CEO de Mercedes Benz en España, Roland Schell, que agradeció a la familia Lago su implicación con la marca y el esfuerzo por mejorar continuamente.

 

El nuevo espacio de ADARSA cuenta con una superficie total de 11.100 metros cuadrados, 7.840 metros cuadrados de superficie total construída, 900 metros cuadrados de muro acristalado y 5.000 metros cúbicos de hormigón armado. Todo ello encauzado para que, a la vista de dos años, cumpla con todos los requisitos de de aprovechamiento energético y digitalización.


Una velada mágica con humor, música y amigos para estrenar las flamantes instalaciones de Mercedes en Valladolid. Una nutrida representación de la sociedad vallisoletana no quiso perderse esta cita que Mercedes y ADARSA convirtieron en todo un acontecimiento social.