Acuerdo entre Junta y Ayuntamiento de Valladolid para mejorar el transporte por carretera

El consejero de Fomento, junto al alcalde de Valladolid en la firma del protocolo.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, han firmado un protocolo de colaboración para facilitar y mejorar las labores de vigilancia y control del transporte por carretera en Valladolid. Policía Local e inspectores de transportes de la Junta de Castilla y León articularán pautas de trabajo comunes.


 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente distribuirá entre la Policía Local de Valladolid las tarjetas del sistema digital de control de transportes por carretera necesarias para la lectura del tacógrafo digital  y cuya instalación es obligatoria para los vehículos dedicados al transporte por carretera.

 

La tarjeta de tacógrafo que se entregará a los policías locales es un instrumento inteligente compuesto por un chip que, además de identificar al agente y al organismo al que pertenece, permite acceder a la información almacenada en la memoria de las tarjetas del conductor, examinar y analizar los datos que ha registrado el tacógrafo digital del vehículo.

 

De esta forma, las tareas de inspección, ordenación y vigilancia del transporte por carretera que desarrollan los servicios de inspección de la Junta y la Policía Local de Valladolid cuentan con instrumentos comunes de control, cuyo objetivo básico es garantizar la correcta competencia entre empresas, mejorar las condiciones sociales de los conductores profesionales y garantizar la seguridad vial.

 

El tacógrafo digital permite registrar en la tarjeta del conductor las actividades de su titular durante los últimos 28 días, y en la memoria del aparato queda constancia de la actividad del vehículo, así como la de todos los conductores que lo hayan utilizado durante los últimos doce meses. Estos aparatos digitalizados ya no utilizan hojas de papel para el registro sino que emplean una comunicación encriptada entre la unidad vehicular y el sensor del movimiento.

 

Este avance técnico permitirá, entre otros, un mejor control del cumplimiento de los tiempos de conducción y descanso y corregir el nivel de fraude constatado en el funcionamiento del tacógrafo analógico.

 

Desde su implantación en el año 2005 se han instalado más de cien mil tarjetas de tacógrafo digital, de las que más de 22.000 lo han sido a conductores y empresas de la provincia de Valladolid.

 

En Castilla y León se encuentran el 6,76 % del total de empresas de transporte por carretera autorizadas a nivel nacional y de estas, el 84,8 % son empresas de transporte de mercancías, siendo esta la actividad regional que genera mayor cifra de negocios al sector servicios, cerca del 30 %.

 

El transporte de mercancías y viajeros representa un sector económico que tiene una enorme importancia estratégica regional y es esencial para la movilidad de las personas, el comercio y la industria.

 

Óscar Puente ha destacado que “la firma de este convenio redundará en la consecución de una circulación más segura y un transporte más eficaz logrando, un efecto disuasorio sobre las conductas infractoras en el sector del transporte”.

 

“Este Protocolo pretende –continuó el alcalde- articular la colaboración en las tareas de inspección, y en la participación de los agentes locales en las labores de revisión, registro y vigilancia del tacógrafo digital”.

 

Noticias relacionadas