Actúa el cañón de agua para poder apagar barricadas de los violentos en una noche infernal en Barcelona

Camión de agua

Noche infernal en Barcelona por la acción de grupos incontrolados de radicales violentos. 

Grandes columnas de humo, barricadas en llamas, cohetes y enfrentamientos entre manifestantes y policía durante toda la noche. Los Mossos d'Esquadra han estrenado este viernes por la noche su camión con cañón de agua en la Via Laietana, donde está el foco de los disturbios, para apartar barricadas.

 

El camión ha llegado sobre las 22.30 a la plaza Urquinaona, apartando barricadas y abriéndose paso entre hogueras.

 

 

"Es para abrir paso, no para lanzar agua", han concretado fuentes policiales poco antes, al anunciar que estaban transportando el camión hacia el lugar de los altercados.

 

El denominado camión hidrante fue adquirido por los Mossos en el año 1994 y nunca hasta ahora lo habían llegado a utilizar. En un apunte en su cuenta de Twitter recogido por Europa Press, han concretado que el camión iba a entrar en la Via Laietana hacia la dirección montaña, como han hecho y ha sido el momento en que los violentos se han comenzado a dispersar por diferentes zonas. 

 

Los antidisturbios han usado principalmente para la dispersión las furgonetas, lo que es conocido como 'técnica del carrusel', además de proyectiles viscoelásticos --los Mossos-- y pelotas de goma y gases lacrimógenos --la Policía Nacional--.

 

 

Así han logrado despejar la plaza Urquinaona y las calles colindantes, y los Mossos han cargado contra manifestantes dispersos en pequeños grupos en la zona y han despejado la zona después de cuatro horas. Entonces las barricadas y las hogueras se han desplazado al paseo de Gràcia y la Gran Via.