Acreditados por buenas prácticas en promoción de la lactancia el Río Hortega y dos centros del Área Oeste de Valladolid

E.P.

La idea de aspirar a estos reconocimientos surgió a iniciativa del Comité de Lactancia del Área.

El Hospital Universitario Río Hortega y dos centros de salud del Área Oeste de Valladolid han obtenido la acreditación de la primera de las cuatro fases necesarias para lograr la certificación del Programa de Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN), que forma parte del proyecto internacional 'Baby friendly Hospital initiative', de la Organización Mundial de la Salud y UNICEF.

 

En concreto, tanto el centro hospitalario como los centros de salud Plaza del Ejército y Pisuerga (ambos en el Área Valladolid Oeste) han conseguido la acreditación de la primera de las cuatro fases de este programa, lo que significa que cumplen con varios criterios como, por ejemplo, contar con un comité de lactancia, y además trabajan ya para superar la segunda fase.

 

Tanto en el Hospital como en los centros de salud se han desarrollado "numerosas e importantes" actuaciones que, además de la creación de un comité de lactancia, consisten en la publicación de una guía de lactancia materna para profesionales y la creación de un Banco de Leche Materna de carácter autonómico, constituido por el Servicio de Pediatría del Río Hortega y el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León (Chemcyl).

 

La idea de aspirar a estos reconocimientos surgió a iniciativa del Comité de Lactancia del Área, para lo que se contactó con la IHAN para comunicar la intención de trabajar para conseguir la acreditación y con la Unidad de Calidad para coordinar el proceso, tras lo que se cumplimentaron cuestionarios de evaluación y una solicitud de registro.

 

Los requisitos para la acreditación para una "feliz lactancia natural" en los hospitales comprenden disponer de una normativa escrita y capacitar al personal, informar a todas las embarazadas sobre beneficios y manejo de la lactancia, ayudar a las madres a iniciarla a la media hora siguiente al parto (colocar a los bebés en contacto piel con piel con sus madres inmediatamente después del parto, alentar a las madres a reconocer cuándo los bebés están listos y ofrecer su ayuda, etcétera), mostrar a las madres cómo amamantar y no dar a los recién nacidos otro alimento o bebida que no sea leche materna a no ser que esté médicamente indicado.

 

También otros de los pasos son practicar el alojamiento conjunto (permitir que las madres y los recién nacidos permanezcan junto a las 24 horas del día), alentar a las madres a amamantar a demanda, no dar a los niños alimentados al pecho biberones, tetinas o chupetes y fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia natural y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital (y ofrecer a la madre los recursos de apoyo a la lactancia que existan en su área).

Noticias relacionadas