Acor confirma una mejora industrial en la planta de aceites y un "significativo" incremento de los rendimientos obtenidos

TRIBUNA.

El presidente de la sociedad, Justino Medrano, va a presentar en la Asamblea Ordinaria la memoria anual del ejercicio 2018-2019.

La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria (Acor) ha constatado una mejora industrial en la planta de aceites de la localidad vallisoletana de Olmedo con un "significativo" aumento de los rendimientos obtenidos en aceite.

 

Según consta en la memoria anual del ejercicio 2018-2019 que presentará el presidente de Acor, Justino Medrano, en la Asamblea Ordinaria que tendrá lugar mañana, viernes 13 de diciembre, la planta de tratamiento de aceites y oleaginosas que tiene la cooperativa en Olmedo molturó durante el ejercicio 2018/2019 trabando a maquila para Agropro un total de 161.256, lo que representa el 98 por ciento de la capacidad nominal de la planta.

 

La mayor correspondió a girasol, con 147.891 toneladas, mientras que las 13.365 toneladas restantes son de colza, que suman un 2 por ciento más respecto a la cantidad de semillas oleaginosas procesadas respecto al ejercicio anterior, cuando se molturaron 158.032 toneladas.

 

Según explica Acor en este informe, para la comercialización a través de Agropro en la campaña 2018/2019 la planta de Olmedo obtuvo de ambas oleaginosas un total de 88.503 toneladas de harinas, frente a las 88.838 de la anterior, y 71.192 toneladas de aceites crudos, superior en este caso a la cantidad de 2017/2018 cuando se obtuvieron 68.431 toneladas.

 

Acor defiende a este respecto que estas cifras proyectan esa "mejora industrial" en la planta de aceites de Olmedo con ese "significativo incremento" de los rendimientos obtenidos en aceite cuyo precio viene marcado por el procedente de Ucrania.

 

En concreto, durante el ejercicio 2018/2019 los socios de Acor percibieron por sus entregas de pipa de girasol un precio medio de 330 euros por tonelada para el "clásico" y de 375 euros por tonelada para el alto oleico mientras que por las de colza percibieron 352 euros por tonelada de media.