Abultada derrota del BSR Valladolid

El Fundación Grupo Norte solo aguantó la primera parte ante un Ilunion que reaccionó para llevarse la victoria (48-76).

BSR VALLADOLID: Soria (2), Adrián Pérez (10), Prieto (18), Ruggeri (5), Alonso (11)  –cinco inicial- Robles (1), Juan Luis Pérez (0), Isa López (0), Álvaro López (1, Óscar Domínguez (0).

CD ILUNION: Stix (0), Pablo Zarzuela (6), Alejandro Zarzuela (11), Diallo (18), Bywater (29) –cinco inicial- Vicky Pérez (0), Hawkins (12), Lavandeira (0), Revuelta (0).

PARCIALES: 1º Cuarto: 18-13 / 2º Cuarto: 7-15 / 3º Cuarto: 13-22 / 4º Cuarto: 10-26

POLIDEPORTIVO: Polideportivo Pilar Fernández Valderrama

ÁRBITROS: Uruñuela, Hernández y Labajo.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la séptima jornada de División de Honor

El Fundación Grupo Norte solo pudo aguantar la primera mitad, en la que realizó una buena defensa y, con Lalo Prieto comandando el ataque, sorprendió a un Ilunion que reaccionó de inmediato para demostrar todo su potencial y dejar claro que es un claro favorito a hacerse con los títulos en liza, desplegando sus armas para terminar arrollando a los vallisoletanos, que perdieron demasiado pronto la intensidad inicial.

 

El técnico vallisoletano era consciente de la dificultad de frenar a hombres como Bywater, al que supieron controlar sus jugadores en los primeros compases del encuentro, pero en un equipo como Ilunion, cuando no es uno, es otro y, en este caso, fue Amadou Diallo el que se convirtió en la pieza importante en el ataque de su equipo y el que impidió que los locales se distanciaran en el marcador (18-13).

 

El Fundación Grupo Norte siguió con esa dinámica defensiva, que logró bloquear al Ilunion, para llegar a obtener diez puntos de renta (25-15), lo que obligó a Miguel Vaquero a solicitar un tiempo muerto. Y desde luego la arenga resultó efectiva, porque los madrileños se pusieron las pilas y, en cuestión de tres minutos, dieron la vuelta al marcador, para dejar este en un 25-28 al descanso.

 

A partir de ese momento, una vez adquirieron el control en el electrónico, el Ilunion ya no perdió la perspectiva, e hizo valer su gran capacidad ofensiva, con un Bywater estelar, al que secundaron los  hermanos Zarzuela y Hawkins, para poner tierra de por medio y cortar de raíz cualquier esperanza del conjunto morado de dar la sorpresa, ya con doce puntos de ventaja (38-50) al final del tercer cuarto.

 

El último tiempo fue un paseo militar para los madrileños, que no solo no bajaron el listón defensivo, sino que aprovecharon cada opción de cara al aro para endosar a los vallisoletanos un severo correctivo en forma de puntos, ya que las diferencias alcanzaron los 28 puntos (48-76), por méritos propios, pero también por la falta de actitud de los locales, que terminaron bajando los brazos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: