Cyl dots mini

Abascal cree que la llegada de Pablo Casado al PP ha dado "publicidad" a VOX aunque "no hace competencia"

El presidente de Vox, Santiago Abascal ha estado en Valladolid ofreciendo una conferencia.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, considera que la llegada de Pablo Casado a la Presidencia del PP ha servido para dar "publicidad" a la primera formación al compartir algunos puntos de su discurso, pero "no ha llegado a hacer competencia" al haberse "retirado" de estos planteamientos.

 

Abascal ha puesto como ejemplo de esta afirmación el apoyo de Casado a políticos como el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, al que acusa de "imponer el gallego en las aulas" frente al español, o el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, del que ha criticado su disposición a "reconocer a Bildu".

Del propio Casado ha criticado también su defensa del modelo autonómico, frente a los postulados de Vox que abogan por su supresión y la recuperación de las competencias de las comunidades por parte del Estado.

El presidente de Vox ha participado este viernes en un acto en Valladolid dentro de su campaña 'La España Viva', que concluirá el próximo 7 de octubre en un gran acto en el Palacio de Vistalegre, en Madrid.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Abascal ha destacado el crecimiento de su partido, que está cerca de triplicar su número de afiliados, al pasar de 3.000 a los casi 11.000 con que cuenta ahora, de los cuales 2.100 se han afiliado tras el triunfo de Casado en el Congreso del PP, lo que le ha llevado a afirmarse en su opinión de que el líder 'popular' "no ha hecho la competencia a Vox como se temía", sino que "ha dado publicidad" a ésta.

"CORRUPTELILLAS"

Santiago Abascal también ha desligado este incremento de apoyos de las "corruptelillas" que afectan al Gobierno de España y sus "cloacas", sino que "tiene más que ver con que una gran parte de la sociedad está asentada en valores muy sólidos, más que con la política diaria".

En este sentido, ha lamentado que los grandes partidos se dedican a intercambiar acusaciones mientras "no se habla de los problemas de la gente". "Hay una serie de fuerzas que quieren ver a España muerta, pero la España viva tiene mucha fuerza", ha aseverado, tras lo que se ha referido a "numerosas encuestas" que otorgan a su partido representación parlamentaria en los próximos comicios.

El presidente de Vox ha rechazado las "etiquetas" que le atribuye la izquierda y ha subrayado el compromiso de su partido con la "libertad", idea que ha extendido a diversos ámbitos como la defensa de las fronteras nacionales, el mantenimiento de la unidad de España frente al desafío independentista o su postura contraria al modelo autonómico.

Precisamente sobre la cuestión de la inmigración, Abascal ha advertido que su postura no supone "un odio a los de fuera", sino "amor a los de dentro", puesto que "la economía nacional no está lo bastante boyante como para hacer creer que los que vienen con una mano delante y otra detrás van a pagar las pensiones". Asimismo, ha rechazado la llegada de personas con una cultura "opuesta" a los valores judeocristianos propios de Europa.

También se ha mostrado defensor de una fuerte rebaja impositiva que permita el crecimiento económico y que los españoles puedan "disfrutar de su ahorro". "Hablamos con claridad y por eso nos están mirando", ha sentenciado antes de defender tradiciones como la tauromaquia o la caza como otra prueba de su apuesta "por la libertad".