Abandono de destino y abuso de autoridad, los delitos militares más juzgados en 2016

Vehículos militares, ejercito español

Los juzgados togados emitieron un total de 145 sentencias durante el pasado año.

Los delitos de abandono de destino y abuso de autoridad fueron los más juzgados en los órganos militares durante el pasado año 2016, cuando tramitaron un total de 2.228 expedientes entre procedimientos penales y recursos contencioso-disciplinarios.

Así lo recoge la Memoria de la Jurisdicción Militar de 2016, que incluye datos de los Juzgados Togados Militares Centrales y Territoriales y de los Tribunales Militares Territoriales. Estos órganos dictaron durante el pasado año un total de 145 sentencias.

La Memoria revela que en 2016 se investigaron un total de 487 delitos, centrándose la mayor conflictividad en aquellos relacionados con la disciplina, los deberes de presencia y el patrimonio. El documento distingue entre aquellos sometidos al antiguo Código Penal Militar, del año 1985, y el nuevo texto de 2015.

Uniendo ambos, en 2016 los juzgados militares investigaron un total 103 casos de abandono de destino, el delito más repetido seguido de los casos de abuso de autoridad, que propiciaron un total de 89 investigaciones. También hubo 73 investigaciones relativas a delitos contra la Hacienda militar o patrimonio.

También acabaron en los juzgados el pasado año 33 casos de insulto a un superior o 21 de desobediencia por parte de miembros de las Fuerzas Armadas, además de 48 investigaciones abiertas por casos de deslealtad.

Los tribunales también tuvieron su mano procedimientos relativos a delitos como revelación de secretos, ultrajes, abandono de servicio, extralimitación en el ejercicio del mando, denegación de auxilio o, hasta en 17 ocasiones, casos de embriaguez estando de servicio. Sin embargo no tuvieron que hacer frente a casos de traición militar, espionaje o sedición militar.

También destaca el nuevo tipo penal que castiga los delitos relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas por los militares, de los que se abrieron un total de 19 investigaciones.

EL DOBLE QUE EN 2015

Estos datos reflejan que en 2016 se abrieron más del doble de investigaciones que el año anterior, cuando el número global fue de 222, destacando también aquellos relativos a delitos contra la Hacienda Militar o abandono de destino o servicio.

En cuanto a las sentencias, el pasado año los tribunales militares dictaron un total de 157. Cuatro de ellas fueron en relación a delitos comunes tipificados en el Código Penal y las otras 151 concernientes a delitos militares.

El nuevo Código Penal Militar fue aprobado por el Congreso con el rechazo de toda la oposición y se aplica tanto a los miembros de las Fuerzas Armadas como de la Guardia Civil. Entre sus principales novedades se encuentran nuevos delitos como el de acoso sexual o el hecho de que los jueces de los tribunales militares sean nombrados a propuesta del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y no hasta entonces por el ministro de Defensa.