Ábalos dice que la nueva base Base de Mantenimiento de Renfe de Valladolid está casi "al 100 por cien"
Cyl dots mini

Ábalos dice que la nueva base Base de Mantenimiento de Renfe de Valladolid está casi "al 100 por cien"

El ministro de Transportes apunta que la plantilla de las nuevas instalaciones contará con 11 trabajadores más

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, aseguró hoy el traslado de los antiguos Talleres de Renfe de Valladolid, ubicados en el Paseo Farnesio, a la nueva Base de Mantenimiento Integral de Renfe está completado “prácticamente” al cien por cien, después de un año y tras una inversión de 180 millones de euros para su construcción y equipamiento. De esta manera, la casi totalidad de la actividad ya está concentrada en las instalaciones del Páramo de San Isidro. Antes de su visita a la nueva base, anunció que en enero próximo los trabajadores integrados en la plantilla de ese centro serán 458, después de la incorporación de 11 trabajadores. 

 

Tras la firma del Protocolo General de Actuación de Agenda Urbana entre el Ministerio y el Ayuntamiento de Valladolid, Ábalos reconoció que el traslado no ha sido “fácil” al verse obligados a programar “minuciosamente” las fases para evitar la paralización de los servicios ofrecidos, además de “lidiar” con problemas derivados de la pandemia.

 

Pese a estos contratiempos, el ministro aseguró, según recogió la Agencia Ical, que Valladolid cuenta con una base “puntera” a nivel europeo, que ofrece al mercado interno de Renfe pero también al externo la posibilidad de realizar actividades de mantenimiento, reparación y transformación de los trenes con los más altos estándares de calidad, rentabilidad y competitividad. “La llegada de la Alta Velocidad a Valladolid en el año 2007 fue transformadora y ahora también lo es con estos nuevos talleres”, sentenció.

 

Preguntado por la carga de trabajo de la nueva base de mantenimiento, José Luis Ábalos aseguró desconocer esos “detalles”, al igual que el futuro sobre la cesión del terrenos de los antiguos talleres de Renfe en el barrio de Las Delicias al Ayuntamiento de la capital. En este sentido, trasladó estas cuestiones al presidente de Renfe, Isaías Táboas, quien le iba a acompañar durante la visita a las nuevas instalaciones.