A juicio los seis neonazis de Valladolid acusados de una agresión en La Antigua

Se exponen a un conjunto de penas que suman 24 años de prisión.

Seis jóvenes de ideología neonazi acusados de participar en una reyerta registrada en julio de 2008 en la plaza de La Antigua, en Valladolid capital, en la que cuatro personas resultaron lesionadas y un bar de la zona sufrió importantes daños como consecuencia de la rotura de parte del mobiliario de su terraza, compartirán banquillo a finales del presente mes de abril expuestos a un conjunto de penas que suma 24 años de prisión, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El juicio tenía que haberse celebrado en septiembre de 2013, para lo cual la Policía Nacional dispuso un importante operativo ante las puertas y alrededores del Edificio de los Juzgados, en la calle Angustias, aunque finalmente tuvo que ser suspendido y pospuesto para este mes de abril por enfermedad de uno de los imputados.

 

En su escrito de calificación provisional, el Ministerio Fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de desórdenes públicos, otro de lesiones, tres faltas de lesiones y un delito de daños, con la agravante de discriminación ideológica, y solicita para cada uno de los seis imputados, Alberto R.S, Óscar P.L, Rubén R.S, Alberto G.J, Javier G.A. y Antonio G.N., una pena de cuatro años de prisión, multa de 2.220 euros y el pago conjunto de indemnizaciones que suman un total de 6.178 euros.

 

Los hechos se remontan al día 20 de julio de 2008 cuando los seis encausados, todos ellos adscritos o simpatizantes con movimientos ultraderechistas y de ideología neonazi, se concertaron para alterar la paz pública, tal y como sostiene la acusación pública, y para ello se dirigieron a la plaza de La Antigua de Valladolid con el propósito de tener un enfrentamiento con personas que pudieran profesar una ideología contraria.

 

Una vez allí, siempre según la versión del fiscal, los seis neonazis abordaron a tres personas que se encontraban en un portal contiguo al bar 'La Artes' y, sin mediar palabra alguna, golpearon a una de ellas para, acto seguido, hacer lo propio con un segundo joven que acompañaba a la víctima y lanzar gritos del tipo ¡"arriba España" y "melenudos, os vamos a matar"!

 

Pero además, en esa inicial agresión uno de los imputados amenazó al primero de los lesionados con una navaja de grandes dimensiones, arma similar ocupada cuatro días después a uno de los acusados, O.P.L, tras ser detenido en la piscina de una urbanización situada en la calle Santiago Alba.

 

BATALLA CAMPAL

 

A continuación, al tratar de mediar en la pelea los clientes que en esos momentos se encontraban en las terrazas de los bares 'Las Artes' y 'La Rayuela', el grupo agresor hizo extensiva la reyerta a cuantos se hallaban allí y se montó entonces una batalla campal en la que los neonazis utilizaron como armas arrojadizas todo tipo de mobiliario, lo que provocó la rotura de 33 sillas, ocho mesas, siete taburetes, 47 jarras de cerveza, 104 vasos, dos sombrillas, la barra elevadora de un toldo y el cristal de la puerta de entrada del primero de ambos bares. Los daños han sido cifrados en unos 3.000 euros.

 

En el transcurso de la refriega resultaron lesionados cuatro jóvenes: Raúl S.G, Marcos S.F, Javier M.V. y Juan Manuel A.S, los tres primeros con distintas contusiones y heridas incisas tratadas en una primera asistencia facultativa, mientras que el cuarto de ellos fue el único que requirió hospitalización tras sufrir un traumatismo facial con fractura -sin desplazamiento- de la pared lateral del seno maxilar izquierdo.

 

Se da la circunstancia de que cuatro de los acusados, a excepción de Alberto R.S. y Alberto G.J, cuentan con distintos antecedentes por delitos de robo con fuerza y atentado.