80-81: Agónico e ilusionante triunfo del UEMC Real Valladolid
Cyl dots mini

80-81: Agónico e ilusionante triunfo del UEMC Real Valladolid

FOTO: Basquet Coruña.

Los blanquivioleta suman la primera victoria de la temporada y de Roberto González al frente del Pucela

 

(80) Leyma Coruña: Álex Hernández (0), Zach Monaghan (9), Johan Lofberg (9), Ashley Hamilton (4), Nick Ward (23) -quinteto inicial-. También jugaron: Martínez (-), Kadre Gray (8), Mo Soluade (14), Roeland Schaftenaar (4), Javi Vega (9), García (0) y Mikel Sanz (0).

 

 

(81) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Alec Wintering (15), Davis Geks (6), Sylvester Berg Pedersen (14), Jordy Kuiper (4), Justin Tafari Raffington (21) -quinteto inicial-. También jugaron: Fernando Revilla Val (0), Juan García-Abril (0), Jaan Puidet (2), Melwin Pantzar (10), Sergio de la Fuente (5) y Kavion Pippen (4).

 

Parciales: 14-24, 23-16 (37-41 al descanso), 23-17 (60-57) y 20-24 (80-81 final).

 

Árbitros: Morales García-Alcaide, Quintas Álvarez y Aranzana García.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada la liga LEB Oro, disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor el martes 12 de octubre.

Agónico e ilusionante triunfo del UEMC Real Valladolid Baloncesto. El cuadro blanquivioleta asaltó la cancha del Leyma Coruña (80-81), uno de los equipos más potentes de la categoría y después de un último minuto de infarto. Con 80-81 a falta de nueve segundos, el Pucela disponía de dos tiros libres y posesión, pero finalmente los herculinos tuvieron bola para ganar y, por partida doble, la jugada acabó con acierto defensivo y victoria visitante, la primera de la temporada y de Roberto González al frente del banquillo blanquivioleta.

 

El Pucela, concienciado de que el encuentro iba a exigir el máximo por el escenario y la entidad del rival, no escatimó esfuerzos desde que se lanzó la bola al aire. Aunque fue el Leyma Coruña quien mandó en las primeras posesiones (3-7), fue el UEMC Real Valladolid quien se hizo con el mando a base de defender, como no podía ser de otra manera. Mientras que todo el equipo trabajaba para secar a los gallegos, Sylvester Berg y Justin Tafari Raffington llevaban el peso anotador para dar la vuelta al marcador (9-15).

 

El parcial de 2-12 obligó a Sergio García a pedir el primer tiempo muerto de la contienda, pero el buen hacer blanquivioleta no hizo sino acrecentarse. Siendo duros atrás y forzando pérdidas al rival, los visitantes continuaron estirándose hasta el 14-24 que cerraba el periodo inaugural y que rubricaba la sobresaliente puesta en escena del Real Valladolid.

 

 

 

 

Los de Roberto González, tal y como hicieron en su debut oficial, jugaron con orden, seriedad y mucho oficio atrás para llevar esa iniciativa hasta el descanso. Los herculinos, eso sí, encontraron soluciones en el lanzamiento exterior y en la figura de Nick Ward (18 de valoración al descanso) comenzaron a entonarse. Tres triples consecutivos tensaron la cuerda (28-31) y dilapidaron buena parte de la renta vallisoletana hasta que, finalmente, los coruñeses lograron la igualada (34-34). Pero el UEMC Real Valladolid Baloncesto volvió a estirarse en la recta final para concluir la primera parte con ventaja (37-40).

 

Premio merecido tras un final de infarto

 

La superioridad en la pintura del conjunto naranja (23-18), personificada en la figura de Nick Ward (10 puntos y nueve rebotes) estaba siendo una de las asignaturas pendientes de un UEMC Real Valladolid efectivo, ordenado y solidario atrás que, tras el paso por vestuarios, dio continuidad a la imagen ofrecida en los primeros veinte minutos.

 

Un triple de Mo Soluade puso las tablas a las primeras de cambio y ambos equipos iniciaron un intercambio de golpes personificado en los jugadores interiores. A los buenos minutos de Nick Ward les siguieron varias canastas consecutivas de Justin Tafari Raffington, muy cómodo con su lanzamiento de media distancia. Y fue la tónica de todo el periodo, aunque los coruñeses seguían imponiendo su ley en la zona (35-22 en rebotes). A pesar de que el cuadro herculino trataba de escaparse en el marcador, el UEMC Real Valladolid Baloncesto resistió las acometidas locales y afrontó el último asalto a tres puntos del Leyma Coruña (60-57).

 

Al contrario que en la jornada inaugural, la versión del Pucela, notable hasta el momento, mejoró a la hora de la verdad y merced a la actuación de Alec Wintering. Los de Roberto González mantuvieron el ritmo anotador de los gallegos y llegaron al último minuto con todo por decidirse y un guion de lo más rocambolesco por ejecutarse. Con 78-79, un tiempo muerto del técnico de Carpio desembocó en una gran canasta del base estadounidense (78-81) a la que dio réplica Ashley Hamilton con dos tiros libres).

 

Y, por increíble que pareciese, el marcador no se volvió a mover. El UEMC Real Valladolid Baloncesto no anotó y el Leyma Coruña, al contrataque, tampoco, pero la jugada terminó con dos tiros libres para Davis Geks y posesión blanquivioleta. Como si de una película de terror se tratase, los lanzamientos no entraron y el saque de banda acabó en pérdida, pero la heroica defensa visitante, por partida doble, hizo que el merecido triunfo volase hasta Pisuerga.

 

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: