450 personas y 28 máquinas combaten a diario la basura de Fiestas

El servicio de limpieza trabajando en la Plaza Mayor. AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

Además del personal fijo, la plantilla se refuerza con contrataciones temporales para estar prácticamente las 24 horas del día presentes. Una labor fundamental para que las ferias puedan celebrarse.

Hay una expresión muy popular cuando se quiere poner de manifiesto que algo está demasiado sucio: "Te va a comer la mierda". Si hablamos de una ciudad como Valladolid, a ese extremo se llega, a pesar de las campañas de concienciación y de la indignación de muchos vecinos ante el panorama, durante los días de Ferias y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo. ¿Cómo se consigue, en unas pocas horas, limpiar toneladas de basura?

 

A pesar de reforzar con cientos de contenedores, hay que agradecer a 450 personas una labor sin la cual sería imposible disfrutar de estas jornadas. Son las que componen el equipo de limpieza del Ayuntamiento de Valladolid, y que trabajan prácticamente de forma ininterrumpida durante estos diez días para que las calles y los parques no se conviertan en auténticos vertederos.

 

"El primer equipo sale a las 6 de la mañana. En el servicio de limpieza trabajan estos días 450 personas, no todas limpian en la calle sino que también coordinan o atienden al teléfono" explica María Sánchez, la concejala de Medio Ambiente de quien dependen estas tareas. 

 

Para ello, al personal fijo del Ayuntamiento se unen empleados temporales contratados para poder hacer frente a las cerca de 320 toneladas diarias de residuos urbanos vertidas a diario. Con especial incidencia en la Plaza Mayor tras los conciertos, en la zona de Moreras por el botellón, y en las casetas de Día y gastronómicas. 

 

28 MÁQUINAS Y TRES TURNOS

 

"A lo largo de los diez días festivos destinados exclusivamente para dar servicio a los espacios afectados por actividades feriales se realizan aproximadamente 1.100 jornadas de trabajo" apunta Sánchez, quien añade: "Los días de diario se ha destinado a la limpieza viaria una media de un centenar de operarios para trabajos específicos como consecuencia de las diversas actividades festivas".

 

Para potenciar el trabajo del personal de limpieza, el servicio cuenta con 28 máquinas que trabajan, algunas de ellas, a tres turnos sumando 2.000 horas de funcionamiento. Son 18 máquinas barredoras y 10 equipos de lavado (camiones cisterna, baldeadora, máquinas quita-pintadas y fregadora) que facilitan el poder volver la dignidad a unas calles y plazas que, por unos días, se inundan de plástico, botellas, residuos y orín.