44.000 autónomos de Castilla y León se benefician de la tarifa plana de 50 euros

Autónomos

La tarifa plana de 50 euros para los autónomos triunfa, aunque en Castilla y León registra cifras bajas: seis provincias están entre las que menos han recurrido a esta ventaja.

La Tarifa Plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social para incentivar a los nuevos autónomos ha beneficiado desde su puesta en marcha a 999.382 emprendedores, de los que 379.397 son menores de 30 años. En el caso de Castilla y León son 44.437 en total, de los cuales 17.871 son jóvenes.

 

En la Comunidad son varias las provincias que están entre las que menos altas de este tipo han registrado. Entre las diez con menos tarifas planas están seis de Castilla y León. Estas son las cifras (menores de 30 años y total):

 

AVILA

1.229

2.922

BURGOS

2.319

5.879

LEON

3.831

9.585

PALENCIA

1.039

2.397

SALAMANCA

2.478

6.036

SEGOVIA

1.241

3.048

SORIA

742

1.612

VALLADOLID

3.576

9.205

ZAMORA

1.416

3.753

CASTILLA Y LEON

17.871

44.437

 

La tarifa plana se introdujo en el Real Decreto-Ley de apoyo al emprendedor y de estímulo al crecimiento y a la creación de empleo que aprobó el Consejo de Ministros el 22 de febrero de 2013, dentro de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016. Posteriormente la Ley de Emprendedores amplió el ámbito de aplicación de la tarifa plana a todos los nuevos autónomos, con independencia de su edad. Y ahora el Gobierno se apresta a prorrogarla un año más.

 

ASÍ FUNCIONA

 

Durante los seis meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, se aplicará una reducción del 80% de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento en este Régimen. De esta forma el nuevo autónomo menor de 30 años podrá cotizar durante el primer semestre una cuota aproximada de 50 euros, por los más de 200 que supone la base mínima en caso de no acogerse a esta medida.

 

Posteriormente, y durante los siguientes seis meses, se aplicará una nueva reducción sobre la base mínima de un 50%. Transcurrido el primer año desde el alta en el RETA, los hombres de hasta 30 años y las mujeres de hasta 35, se beneficiarán del mantenimiento de una reducción y una bonificación en sus cotizaciones de un 30% durante los siguientes 18 meses.

 

En el caso de jóvenes menores de 35 años con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 33%, la reducción del 80% se aplicará durante los 12 primeros meses desde la fecha de alta y, después, se mantendrá la bonificación del 50% hasta un máximo de cinco años.