350 personas defienden en Valladolid salarios "dignos" para los transportistas sanitarios

Los profesionales del sector piden un convenio que garantice un servicio de calidad para los ciudadanos.

Cerca de 350 personas se han concentrado este sábado 4 de marzo en Valladolid para defender un convenio colectivo "digno" que mejore los salarios y los derechos laborales de los profesionales del transporte sanitario con el fin de garantizar un servicio de calidad para la ciudadanía.

 

La movilización, convocada por los sindicatos UGT, CGT y CC.OO., ha comenzado en la Plaza Colón, desde donde los asistentes han partido por el Paseo de Filipinos y el Paseo de Zorrilla para concluir delante de la sede de la Consejería de Sanidad, donde se ha llevado a cabo la lectura de un manifiesto redactado por las tres centrales sindicales.

 

A lo largo del recorrido, los manifestantes han exhibido pancartas en las que reivindicaban un salario digno y no "limosnas", un servicio de calidad, la defensa de sus derechos y el desbloqueo de convenios, todo ello acompañado del sonido de sirenas de ambulancia.

 

La secretaria regional de la nueva federación de empleados de los servicios públicos de UGT en Castilla y León, Carmen Ámez Revuelta, ha explicado que las empresas "se niegan" a la subida salarial porque existe un "doble juego" entre la Junta y la patronal, pues la Administración contrata a la entidad cuya licitación es "más baja" sin tener en cuenta la calidad del servicio.

 

Por esta razón, ha proseguido Ámez, han exigido una mejora de las retribuciones y han pedido que un servicio a la ciudadanía "tan importante" como es el transporte sanitario "asegure" tanto la calidad de la asistencia como del trabajo.

 

El secretario general de la federación de servicios a la ciudadanía de CC.OO., Carlos López Inclán, ha señalado que esta situación de "conflicto y lucha" contra la patronal del transporte de enfermos y accidentados viene "de lejos".

 

En este sentido, ha apuntado que la raíz del problema se encuentra al inicio de la crisis, cuando el sector comenzó a sufrir los mismos recortes que el sector público, aunque se trate de un sector privado.

 

Sin embargo, pese a que ahora ha variado la situación económica del país, ha criticado que la patronal siga "encerrada" en el "no" a la subida salarial.

 

RETRIBUCIÓN DIGNA

 

El secretario general de servicios a la ciudadanía también ha advertido que si la Junta quiere seguir poniendo como ejemplo de servicio de calidad al transporte sanitario, también debería "exigir" a las empresas una retribución "digna" para los profesionales.

 

Además, ha acusado a la Administración de escudarse en el "famoso" límite presupuestario, una disculpa que "vale para todo", y pasa el problema a las empresas subcontratadas, algo que le parece "gracioso" porque el 95 por ciento del volumen de negocio de dichas entidades está directamente relacionado con la Junta de Castilla y León.

 

BLOQUEO DE LAS NEGOCIACIONES

 

En cuanto a las negociaciones, Lopéz ha asegurado que estas se encuentran "estancadas" porque la oferta de la patronal es "ridícula" y no cubre las expectativas de los trabajadores.

 

Por su parte, el responsable del sector de carreteras de Castilla y León, José Antonio Martínez, ha concretado que la oferta de la patronal ha sido de un 0,7 por ciento para el 2017, de manera que quedarían excluidos los siguientes años.

 

Martínez ha añadido que la situación laboral de los profesionales del transporte público no sólo se ha agravado con el recorte del cinco por ciento que han sufrido los funcionarios, sino que además la Junta no ha cumplido con el incremento pactado, razón por la que se ha estimado la bajada salarial total en torno al 21 por ciento.

 

Por último, ha apuntado que un profesional medio del sector puede rondar los 1.100 euros brutos pero también ha querido dejar claro que no piden cobrar "más que nadie", sino "mantenerse" en el término medio ya que en este momento se encuentran en el penúltimo puesto de toda España en cuanto a retribución salarial.