circle

Guillem León, el pianista con discapacidad visual que cumple sus sueños en Londres

El músico asegura que las becas del Grupo SIFU te proporcionan "oportunidades muy útiles para cumplir tus sueños"

Guillem León, el pianista con discapacidad visual que cumple sus sueños en Londres
Miguel Ángel  Fernández
Miguel Ángel Fernández
Lectura estimada: 2 min.

La ceguera es una discapacidad visual que afecta a un 0.7% de la población mundial, 39 millones de personas. En España casi un millón de personas padecen algún tipo de discapacidad visual y alrededor de 70.000 personas presentan ceguera total. Tan solo un 3% de los invidentes son por ceguera infantil.

En la historia de la música hay grandes músicos carentes de visión como el clarinetista Ray Charles, el pianista Art Tatum, el guitarrista Blind Willie McTell y el compositor Stevie Wonder.

El protagonista de la siguiente historia es Guillem León, un joven de 22 años que, a pesar de su ceguera completa, es pianista y está estudiando en la Royal Academy of Music de Londres que define como "un lugar muy activo donde es imposible aburrisrse".

El catalán asegura que su condición visual no supuso ningún problema a la hora de su aprendizaje pero narra que los materiales hubo que adaptarlos al braille y que se adaptó la lectura a pieza de audio: "Nunca he sentido mucha diferencia con el resto de mis compañeros músicos".

Es beneficiario de una de las Becas artísticas SUPERARTE de Fundación Grupo SIFU, entidad sin ánimo de lucro que trabaja para la integración social y laboral de las personas con discapacidad. Gracias a la beca excelencia piano, impulsada con la colaboración de la Fundación Jesús Serra, Guillem se encuentra actualmente en Reino Unido.

La entidad está comprometida con el arte, la cultura, la música y la danza. Uno de los objetivos de la fundación es trabajar para que las disciplinas artísticas sean accesibles y lleguen a todo el mundo.

Su especialización es la música clásica y su pasión la ha heredado de su padre, Benjamín León, que también es ciego y pianista, pero de jazz: "Me sentaba al piano con él y me cogía la mano para que yo tocase, Al final la cosa me gustó y decidí dedicarme a ello".

Las becas SUPERARTE se enmarcan dentro del proyecto de arte inclusivo de la Fundación, con el objetivo de apoyar la formación artística de personas con discapacidad e impulsar sus oportunidades laborales en el ámbito artístico y profesional.

Guillem se mudó a Londres al finalizar sus estudios superiores de piano, junto al profesor José Enrique Bagaría en el Conservatori del Liceu en Barcelona: "Solicité las becas unos meses antes de empezar el curso y tuve la gran suerte de que me la concediesen".

Para el músico lo más complicado de la experiencia ha sido el "cambiarse de país" e irse a vivir fuera de casa de sus padres y, actualmente, no tiene muy claro a qué va a dedicar su futuro cuando finalice sus estudios: "No descarto dedicarme a la enseñanza, he ido interesándome gradualmente por ello y ahora me apasiona".

Guillem considera que "no es fácil" dedicarse a la música en España y agradece al Grupo SIFU que "no solo te ayudan de forma económica, se preocupan en que puedas actuar y mostrar tu talento con conciertos".