32 años de la última victoria socialista en Valladolid

De la riva, Justo Berrocal, Puente y Bolaños, de izquierda a derecha.

Desde 1987 no conseguía el PSOE ganar en escaños las elecciones municipales en la capital, un resultado histórico después de cuatro años en el gobierno.

Mucho ha llovido, nevado, salido el sol, vuelto a llover, vuelto a nevar… Hay que remontarse hasta 1987 para recordar la última victoria del PSOE en Valladolid. Al menos, en cuanto a votos y escaños en el Ayuntamiento se refiere.

 

Por situarnos, aquel fue el año en el que se estrenaron Los Simpsons, el año en el que se entregaron por primera vez los premios Goya, la Liga de fútbol la ganó el Real Madrid de la ‘quinta del Buitre’ después de un 'playoff', y, como recuerdo triste, también fue el año de uno de los atentados más sangrientos de toda la historia de ETA: el de Hipercor en Barcelona.

 

Aquel 10 de junio, la candidatura socialista estaba liderada por el fallecido Tomás Rodríguez Bolaños, que sumaba la tercera victoria en las terceras elecciones locales de la democracia en Valladolid. Un 35,98 % de los votos le bastó para obtener 12 concejales, por los 9 de Alianza Popular, embrión del actual PP.

 

Ya en los siguientes comicios, los 1991, el PSOE cayó derrotado por primera vez por el Partido Popular, pero pudo conservar la Alcaldía con el apoyo de Izquierda Unida. En 1995 se inició un período de cinco mayorías absolutas del PP, encabezadas por el inolvidable –para bien o para mal- Javier León de la Riva.

 

Valladolid tuvo que esperar a 2015 para ver un cambio de color en el gobierno municipal. Óscar Puente se hizo con el bastón de mando, pero no ganó las elecciones. Obtuvo 8 concejales, pero se quedó lejos de los 12 que consiguió el PP. Los socialistas tuvieron que asociarse con Valladolid Toma la Palabra para poder gobernar, y conseguir el apoyo de Sí Se Puede para posibilitarlo.

 

Pero en 2019 por fin han sido la fuerza más votada. El salto del partido liderado por Óscar Puente ha sido espectacular. Aupados en gran medida por el descalabro de Podemos y por el impulso de las Elecciones Generales, el PSOE ha logrado 11 escaños, tres más que hace cuatro años, y ese que en estos comicios se disputaban un total de 27, dos menos que en 2015.

 

Atendiendo a los datos en bruto,  los socialistas obtuvieron 38.789 votos en las anteriores elecciones municipales; en 2019 la cifra ha llegado hasta 59.981, lo que confirma una espectacular subida de más de 20.000 votantes. Como contexto, en 2015, el PSOE se quedó a más de 20.000 votos del PP, mientras que este 26 de mayo, les han superado por casi 10.000. El porcentaje que ha dado la victoria a los de Puente ha sido de un 35,60.

 

Después de los ya históricos triunfos en Valladolid del 28 de abril tanto en el Congreso como en el Senado, el PSOE consigue su particular triplete con la victoria en el Ayuntamiento. En la capital del Pisuerga corren tiempos de vino… y rosas.