Andres miguel silueta original

SpeaKers Corner

Andrés Miguel

Lo inimaginable

Ayuntamiento viejo detail

¿Se imaginan ustedes un político ocupando el sillón de una Alcaldía pese a ser el segundo más votado en las elecciones municipales? Pues ocurre, se lo aseguro.

Vaya por delante que ése es el juego de la democracia y sus reglas afectan a todos por igual; tiempo tuvieron otros para cambiarlas cuando dispusieron de mayorías absolutas y no lo hicieron, aunque muchos lo considerasen entonces (y ahora) más justo y equilibrado.

 

Sea como fuere, ese político sería hoy el Alcalde de una ciudad y, por tanto, le correspondería a él y a su equipo gobernarla. Cuando hayan de elegirse de nuevo las corporaciones municipales, los ciudadanos harán valoración de su trabajo y decidirán (o no) sobre su continuidad.

 

¿Se imaginan Vdes. que un político se aupara al más alto cargo en una localidad afeando al anterior Alcalde sus salidas de tono... y que pudiera ir camino de ganarle por la mano? ¿Se imaginan Vdes. que bastara con picar en el buscador de internet Google, el nombre de un político municipal, entre comillas, digamos “Pepito Pérez polémicas” y salieran 356.000 resultados? Pues ocurre, se lo aseguro también.

 

¿Se imaginan Vdes. que un Alcalde le respondiera a una Concejal de la oposición algo sí como: "[Usted] antes de entrar en este Ayuntamiento tenía un puesto de trabajo en una tienda, bastante normal, en XXX (un centro comercial) y no ha gestionado nada"? Pues ocurre, tenga la certeza.

 

La referencia a “bastante normal” con que adornaría la calificación del trabajo de la edil de la oposición contendría, a mi juicio, un deje despectivo e inadecuado a todas luces; como me resultaría también fuera de lugar la apostilla “(Vd.) no ha gestionado nada”, toda vez que, del examen de su propio currículum podría ser observable que él tampoco habría gestionado mucho más pues, abogado en ejercicio, podría llevar, qué digo yo, acaso una década a la sombra del partido.

 

Y hablando de currículos...

 

¿Se imaginan un político que hubiera exhibido en su currículum un máster de postgrado, digamos en Dirección Política, otorgado por una Fundación de su misma formación política, un año antes de obtener su licenciatura, y que, después de lanzar furibundos ataques contra miembros de otros partidos que hubieran cometido el mismo o parecido hecho, desde su partido se le quitara importancia a esa “mentirijilla” llamándole “jerga de los partidos” y reconociendo que la Fundación que le concedió el “máster” no es una universidad ni una institución pública? Pues ocurre, se lo confirmo.

 

¿Se imaginan Vdes. que un Alcalde, en mitad de un Pleno municipal, le dijera a un Concejal de la oposición (que pudiera ser, incluso, miembro del partido ganador de las elecciones) “(Vd.)... ha perdido todo crédito y he optado por no escucharle. No le escucho, señor X”. Lo imaginan?¿Imaginan un Alcalde diciéndole al representante de la mitad de su ciudad que cuando él habla, no le escucha, lo que sería tanto como decir que le importa un pito lo que diga la mitad de los ciudadanos para quienes, por cierto, también está obligado a gobernar? Pues ocurre, se lo garantizo.

 

¿Se imaginan Vdes. que un político haya tenido que reconocer que “por un error suyo” omitió, en la Declaración de Bienes que figura en la web de su Ayuntamiento, la información sobre los planes de pensiones y de ahorro que tiene a su nombre, por importe superior a 23.000€? Pues ocurre, no le extrañe.

 

¿Se imaginan Vdes. que un político asegurara que la crisis que vive Venezuela es “responsabilidad colectiva de los venezolanos”, no solo del presidente Nicolás Maduro, porque “una sociedad no llega a esta situación sólo por un Gobierno sino por múltiples razones”? Pues también ocurre, qué voy a contarle a estas alturas.

 

Y finalmente, ¿se imaginan Vdes. que estuviera hablando, en todos los casos, del mismo político?

 

Pues ocurre, se lo aseguro, y es el Alcalde de mi pueblo. ¡Con dos cojones! ¡Me encanta este país!

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: