Andres miguel silueta original

SpeaKers Corner

Andrés Miguel

De mascotas y otros bichos

Perros mascotas blog detail

Desde los primeros tiempos, los hombres han sido feroces con los animales porque, de lo contrario, su propia supervivencia podría encontrarse en peligro.

Desde los primeros tiempos, los hombres han utilizado cuanto ponía a sus pies la Naturaleza para alimentarse, así plantas, raíces o frutas, de igual forma que peces, aves, reptiles o rumiantes.

 

La Humanidad entera ha llegado aquí tratando a los animales como animales y comiendo cuanto resarcía su necesidad de reponer energías.

 

De un tiempo a esta parte, algunos grupos de personas, no sé si por influencia de algunos grupos de interés, han decidido que todo esto es inhumano. Me explico: Hay que tratar a los animales como si fueran personas y sólo hay que comer aquello que no sufre mientras lo masticas (estoy resumiendo).

 

Ya en mi infancia, también ahora, disfruté de dibujos animados en los que sus protagonistas eran animales que vestían como personas, se comportaban como personas, hablaban como personas, sentían como personas. Puede que esta caracterización de los animales esté detrás de algunas modas que, hoy en día, se están imponiendo. Ya no es que se defienda que los animales tengan derecho a sobrevivir como especie, en sus hábitats naturales o en nuestras ciudades y pueblos, es que se nos está forzando a considerarles un compañero más, honesto, bonachón, simpático, “buena persona”. ¡Pero qué coño es esto!

 

Miren, yo respeto a los animales por lo que son, bichos. He visto un montón de veces El Rey León y no se me ocurre respetar a los leones por tener valores, lo hago porque me pueden pegar un bocado. No respeto a los osos porque me partía de risa con Yogui, lo hago como animales peligrosos que son.

 

Y con todo el “respeto” les digo: por más que quiera usted a su mascota, no me obligue a que me guste. ¡Que no, coño! Yo no comparto que haya que meter al perro en el bar, en el banco o en el supermercado... aunque “no haga nada” el jodío bicho... que uno está tomándose un café, de repente ve algo raro entre sus piernas y le tira la taza entera a su colega de enfrente.

 

Consideradamente quisiera expresar también que estoy hasta el moño de cagadas en las aceras, meadas en los portales y de dueños de animales que son más guarros que los propios bichos y cuyos comportamientos son de lo más desconsiderado para con las personas (quién sabe si también con sus propias mascotas, que de todo hay).

 

No digo que usted no quiera con locura a su gato himalayo y le hinche a besos en esa boca babosa, llena de dientes y con una lengua más larga que la cola del paro. Pero yo quiero un montón a mi Volkswagen, tanto como puede usted querer al gato, y no le meto en el bar, ni en el banco, ni en el supermercado. Sé que estoy exagerando, pero tengo la certeza de que lo hago menos de lo que muchos ya lo están haciendo respecto de los animales.

 

Por cierto, me encantan las ballenas y los delfines... y las tortugas, los esturiones, los buitres leonados y la mariposa gigante de Madagascar... y me preocupa que pudieran estar desapareciendo. Me gustan porque son parte de la Naturaleza que nos envuelve, parte de nosotros al fin y al cabo. Aún así, sinceramente, no me preocupa tanto que se acaben los lémures, el armadillo gigante o el cuervo hawaiano, como que mueran 8.500 niños al día, en el mundo, por desnutrición severa ó 160 millones sufran raquitismo por la misma causa.

 

Está también de moda volverse vegetariano, porque los pollos sufren cuando les matas; quien dice los pollos, dice los cerdos, las terneras, las cabras, las merluzas o el salmón. Ahora, lo “humanitario” es comer hierbas, frutas y cosas sin sentimientos. ¡Manda huevos!

 

Me parto. Somos lo que somos gracias a que nuestros antepasados comieron de todo. Y lo que hagamos para cambiar eso, va contra natura. Lo demás son cuentos.

 

No obstante, también respeto a los que comen tofu, siempre que no me toquen las narices cuando me meto p´adentro mi chuletón de buey o el pollo asado.

 

En serio lo digo: el mejor regalo de Navidad para el Mundo sería que todos estos tontos del abriguito para el perro y el tofu con patatas, se preocuparan más de la gente que de las mascotas.

 

Les dejo que voy a sacar a Balis.

Comentarios

el autor 22/02/2018 19:29 #6
Lamento haberles molestado. No era, en absoluto, mi intención. No pretendía incomodar a quienes, como seguramente Vdes. hacen, atienden a sus mascotas con responsabilidad y se comportan, dentro y fuera de casa, de manera cívica. Cargaba contra quienes, precisamente, hacen todo lo contrario, harto de dueños de perros que ponen a sus animales a mear en la puerta de mi edificio o les permiten cagar en mi misma acera, sin recogerlo... y así un día tras otro. Probablemente no supe medir mi enfado. A Enrique: quisiera decirle que, en momento alguno, he pretendido viralizar nada; escribo por puro entretenimiento, por satisfacer una necesidad personal. Lo demás me importa menos. Le ruego no deje de leer Tribuna; el periódico no es responsable de las opiniones de sus colaboradores. No culpe al soporte. Tribuna es un buen medio. Valdrá con que no me lea a mí. A Mertxe-Mika: Balis es un cocker spaniel, parte de la familia, al que queremos muchísimo y cuidamos con cariño. Tiene ya 10 años y estamos muy preocupados con su salud. Le aseguro que le atendemos bien. A Paula: Tenemos la suerte de contar con Balis y sí, nos aporta muchas cosas positivas. Tiene Vd. razón. A El Adivino: Lamento decirle que no ha dado ni una con sus predicciones, pero éso es lo de menos. Insisto en disculparme con todos Vdes. y haberle parecido un tonto. Y a Hayqueleermás: Le agradezco mucho el comentario. Gracias a los cinco.
Enrique 29/12/2017 18:15 #5
Buscar escribir un artículo controvertido para que se lea y se viralice entre la gente que somos pro de la dignidad de los animales, dice mucho de la calidad de escritor que es usted, que por cierto, el artículo está fatal escrito. Dedíquese a otra cosa, y no a escribir este tipo de columnas metiéndose con un sector de la población para que se hagan virales y coger aire que seguro le falta. Lo increible es que lo publique este periódico que por cierto ya no volveré a leer. Y no lo viralizo por mi pefil para no dar más bombo a este indocumentado, que es lo que quiere.
Mertxe_Mika 21/12/2017 15:29 #4
Según empiezo a leer su opinión me planteo; a este ser q le ha pasado en su vida??? Pena me da pensar haya personas tan sumamente inhumanas, incultas y faltas de información y sensibilidad. Le creo cuando comenta q lo q más quiere es a su Wolkswagen, esa forma de pensar no le puede dar para más q querer a un trozo de chatarra. Desearia que Blaqui no fuera un perro y tenga la mala suerte de haber dado con semejante personaje. Sólo le pido q se mantenga lo más lejos posible de los "bichos" ellos no se merecen dar con gente cómo usted.
Paula 21/12/2017 10:55 #3
Iba a perder el tiempo en rebatirle cada uno de los sinsentidos que he leído en su artículo, desde la demagogia que utiliza para justificar sus ideas, hasta la falta de educación que demuestra tener en cada uno de los párrafos que escribe. Pero luego he pensado que lo único que me da es pena por pensar así, por tener una mente tan cerrada y un corazón tan oscuro... No sabe lo que se pierde, amar a un animal es de las cosas más increíbles que le pueden pasar a uno en la vida.
Eladivino 21/12/2017 10:10 #2
Déjame que adivine. Seguro que en tu casa quieren más a Balis que a ti. Seguro que en tu infancia viste demasiados dibujitos de animales vestidos como humanos porque no tenías amigos con quien jugar. Seguro que tus padres se gastaban mas dinero en el perro que en ti. Seguro que tuviste una novia que te dejo por un vegetariano. Seguro que no tienes un buen chaqueton que te abrigue y te cruzas todos los días con perros abrigaditos. Pues aún con todos estos traumas, no le veo justificación a lo tonto que eres. Ánimo chaval, seguro que encuentras tratamiento
Hayqueleermás 21/12/2017 00:17 #1
Bravo! Te felicito, cuesta encontrar a gente que sea capaz de escribir tanta tontería junta. Cuesta elegir por donde empezar la réplica, pero empezaré por indicarte que si pides respeto, primero lo has de dar tú. A mí eso me lo enseñaron en la guardería. Y como yo intento siempre ser fiel a mis principios, he decidido que no voy a despellejar cada uno de tus argumentos. Lo que voy a hacer es descubrirte un mundo que se llama información, puede ser audivisual o escrita, eso lo decides tú. Yo te recomiendo para empezar leer sobre la cantidad de alimento que se gasta para la industria ganadera, alimento que podría ir destinado a países pobres, donde se encuentran esos niños que dices que te dan tanta pena. Si consigues entender lo que quiero decirte, cuando te hayas informado sobre el tema puede que valores lo que hacen los "tontos del tofu" por el mundo. Le dejo que voy freír tofu.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: